Unións Agrarias advierte de que aún no hay "nada avanzado" en la negociación de los precios de la leche

Actualizado 02/02/2006 14:20:30 CET

Los productores avisan que si no hay acuerdo final con la industria "la lucha va a ser mucho más frontal que otras veces"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Unións Agrarias (UU.AA), Roberto García, advirtió hoy de que continúa existiendo "cierta incertidumbre" en el sector ganadero porque "por desgracia aún no hay nada avanzado" en la negociación de los precios de la leche, pese a que por primera vez la industria láctea ha accedido a negociar con los productores.

"Estamos convirtiendo en éxito la fórmula de negociación", explicó Roberto García en declaraciones a los medios, antes de participar en una reunión con más de 50 productores de leche gallegos, en la que analizaron la actual situación después de que se llegase a un principio de acuerdo para que la industria no baje el precio de la leche.

El secretario general de UU.AA insistió en que las negociaciones están aún en una fase "muy elemental", con una cierta "euforia" por "el simple hecho" de que el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, "se siente por primera vez en 20 años con productores e industria para negociar precios".

De todas formas, García no quiso restar importancia al preacuerdo y subrayó que, de concretarse, será "histórico". Aún así, reiteró que de no haber acuerdo se "revivirán las movilizaciones del sector", y advirtió de que en esta ocasión "la lucha va a ser mucho más frontal que otras veces".

Añadió que "no existen términos medios cuando uno lucha por la supervivencia", ya que aceptar la bajada que proponía la industria sería "aceptar el cierre de las explotaciones". Para Unións Agrarias, el principio de acuerdo es bueno para todos porque "sin productores, la industria de la leche española no tiene futuro".

REUNIÓN CON LA INDUSTRIA

En cuanto a la negociación, Roberto García celebró que las empresas aceptasen "sentarse a la mesa en pie de igualdad" y avanzó que las conversaciones deben partir de cero. "Ni hay decisión de bajada de precios ni los productores tenemos una amenaza de movilización", afirmó.

De todas formas, auguró que la industria láctea "planteará llevar a cabo la bajada que tenía previsto", ante lo cual los ganaderos deberán "garantizar que esa bajada no se lleva a cabo". El objetivo de Unións Agrarias es establecer un precio de la leche fijo para todo 2006, que pueda ser producto de subidas y bajadas pero que dé garantías a los productores de que habrá un precio medio ya fijado.

Además, solicitaron articular una fórmula donde sea posible disponer de "mecanismos objetivables" para estipular el precio de la materia prima para toda la campaña, y exigió a las industrias "transparencia" en los recibos de cobro de la leche. Concretamente, pidió "que no sea todo una entelequia y que al final sea imposible comparar precios entre industrias".

SATISFACCIÓN

Pese a todas esas demandas, el secretario general de Unións Agrarias no ocultó su satisfacción por la nueva situación, porque por vez primera en 20 años "se normaliza lo que en el resto de Europa y el resto de sectores ya es una realidad, que quien vende negocia en pie de igualdad con quien compra".

Roberto García apuntó las condiciones básicas para lograr un acuerdo entre industrias y productores, que pasan en primer lugar por "darle estabilidad a los precios y romper la desconfianza mutua". También exigió la protección del mercado lácteo español --"que sólo produce el 75% de lo que consume"--, especialmente de la "entrada masiva" de leche de Francia.