Varela valora el "enorme esfuerzo de aproximación" de sindicatos y empresarios del metal para alcanzar un preacuerdo

Actualizado 10/05/2006 21:01:38 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Traballo, Ricardo Varela, valoró hoy el "enorme esfuerzo de aproximación" realizado por los sindicatos y los empresarios del sector de metal que permitió alcanzar esta jornada un preacuerdo "que fuera bueno para los trabajadores y para la industria de Vigo", tras más de 23 horas de negociación.

Así lo afirmó el conselleiro, en declaraciones a los medios antes de participar en la inauguración de un congreso internacional sobre Formación Profesional en Santiago, quien destacó también el "esfuerzo máximo" realizado por la Consellería de Traballo "desde primera hora de ayer hasta última hora de hoy".

En este sentido, expresó su deseo de que este documento "sirva para cerrar el convenio colectivo". "Ahora las organizaciones sindicales están en un proceso de explicación del propio preacuerdo en sus asambleas", añadió.

Varela comentó, además, que confía en que dicho trabajo sirva para finalizar la negociación del convenio del sector del metal que, recordó, "ha derivado en un conflicto de envergadura".

PREACUERDO

El documento resultante de 23 horas de negociación supone la desconvocatoria del paro general que estaba previsto para mañana pero mantiene la huelga en el sector de la provincia de Pontevedra, al no haber sido ratificado por la asamblea de trabajadores.

Ante la falta de acuerdo, los representantes sindicales indicaron que someterán el documento a las respectivas asambleas de afiliados y repartirán octavillas informativas en las próximas horas para que los trabajadores conozcan los puntos del preacuerdo antes de someterlo nuevamente a la asamblea de trabajadores mañana en Praza do Rei.

El documento prevé un incremento lineal de 800 euros, que supone una subida salarial de 60 euros y en el tercero IPC real más un punto. Por otra parte, para el resto de los conceptos, el incremento ascenderá las 5,2 por ciento.

No obstante, la noticia sobre el incremento salarial fue recibida con abucheos y gritos de "fuera, fuera", "trampa", "vendidos" y "no se acepta" por parte de muchos trabajadores que más tarde mostraron su indignación al conocer que no podrán recusar a su respectiva mutua "hasta el segundo año", si bien en el primero podrán enviar informes y que la regulación de la contratación se hará mediante una lista de trabajadores que supone que "las empresas auxiliares tendrán que contratar preferentemente a los trabajadores de esa lista".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies