El vecino que falleció el sábado en Viveiro fue picado por una avispa autóctona

Publicado 16/07/2018 11:10:33CET

   LUGO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, ha señalado que el vecino que falleció el sábado en la parroquia de Boimente cuando realizaba trabajos de roza fue picado por una avispa autóctona y no por una velutina, como se apuntó inicialmente.

   Loureiro ha lamentado dicha muerte, una "noticia muy triste" que empañó la celebración de la décimo tercera edición del Resurrection Fest, en la que no se produjo ninguna incidencia.

   El fallecido tenía 43 años y la regidora ha subrayado que "es una tristeza que un hombre tan joven muera de esa manera". "Hemos dado el pésame a la familia. Tenemos que lamentar su muerte como vecino de Viveiro", ha remarcado.

   En cuanto al festival, todavía sin datos oficiales, ha recordado la cifra de 13 millones de euros que calculó un estudio sobre su impacto, y ha estimado la presencia de en torno a 100.000 personas. Solo acampados ya sumaban 12.000, según ha indicado, frente a los 16.000 vecinos censados. Además, ha asegurado que los hoteles "estuvieron a tope".

Contador