Vecinos afectados por el vertedero de Grixoa caminan hasta Santiago para reclamar "soluciones" a las administraciones

Manifestación de vecinos afectados por el vertedero de Miramontes
EUROPA PRESS
Publicado 09/06/2018 18:49:44CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un centenar de vecinos de las zonas afectadas por el vertedero de Miramontes, en las afueras de Santiago, han realizado una caminata desde Grixoa hasta el casco histórico de la capital gallega para reclamar "soluciones" a la Xunta y al consistorio compostelano.

   La caminata, en la que un grupo de niños ha portado la pancarta que abría la marcha, ha concluido al filo del mediodía del sábado en la Praza do Toural, donde los participantes han proferido cánticos como "Santiago despierta, la basura está cerca" o "No más vertidos ni contaminación".

   Los vecinos afectados por el vertedero de Miramontes reclaman el cierre de las instalaciones por los problemas medioambientales que ocasiona, a lo que se suman los "desperfectos" que dejan en las carreteras de la zona los vehículos de alto tonelaje que transportan los residuos y los malos olores que provoca en las parroquias de Grixoa y A Valiña.

   De este modo, la plataforma vecinal contra el depósito de residuos reclaman el cierre de las instalaciones y la regeneración del área. Para ello, piden la intermediación de la Consellería de Medio Ambiente como administración con competencias para clausurar el vertedero.

   El departamento que dirige Beatriz Mato emitió a principios de año un informe en el que señalaba los "incumplimientos" de las empresas que explotan la antigua cantera de Miramontes, reconvertida en 2008 en un depósito de residuos industriales para su regeneración a través plan de restauración mediante la creación de una planta de tecnosuelos.

   Así, en febrero de este año, Medio Ambiente clausuró la planta al constatarse varios vertidos de lixiviados. Días más tarde, el Ayuntamiento de Santiago procedió a la revocación de las licencias de uso y obras de las empresas que explotan la antigua cantera.

   No obstante, los vecinos denuncian que el problema persiste, por lo que piden el cese definitivo de la actividad y la regeneración del área de un vertedero que se encuentra a apenas seis kilómetros del casco histórico de la capital gallega.

Contador