Víctimas del siniestro "respetan" la decisión de no imputar a Renfe, aunque "la investigación continúa"

Actualizado 17/12/2013 20:59:37 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las víctimas del siniestro del tren Alvia en Santiago de Compostela el pasado 24 de julio "respetan" la decisión tomada por el juez Aláez de no imputar a Renfe en la causa, dado que abogan por dejar trabajar a la justicia, aunque recuerdan que la investigación "continúa" en marcha y aún pueden necesitarse nuevos datos y testimonios.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia de Santiago de Compostela (Apafas), Cristóbal González, quien ha indicado que, aunque desconoce en detalle los motivos para rechazar esta imputación, entiende que la justicia no ve por el momento "indicios" para tomar esta decisión, algo que desde la asociación "respetan".

Sin embargo, Cristóbal González ha recordado que "la investigación sí continúa" y podría ser necesario, en un futuro, la comparecencia de más personas, como testigos o imputados, para aclarar puntos.

"Si hay algún término o factor que necesite aclarar Renfe, pues tendrá que aclararlo", ha apuntado González, quien, no obstante, ha asegurado que "si los investigadores creen que es suficiente", el desarrollo del caso está "bien".

Finalmente, Cristóbal González ha ofrecido "toda la colaboración" de las víctimas ante la justicia para avanzar en todos los puntos que sean necesarios dentro de la investigación.

CONSTITUCIÓN DE UNA NUEVA ASOCIACIÓN

Por otra parte, más de una treintena de familiares y víctimas del siniestro ferroviario se reunieron este jueves en Madrid para construir la asociación Víctimas Alvia 01455, bajo el paraguas de la Fundación Avata de Ayuda al Accidentado.

Según ha explicado a Europa Press Alberto García, de la Fundación Avata, en la reunión contaron con la presencia de un abogado, un médico traumatólogo y un psicólogo especializado en atención a víctimas.

En la asamblea crearon los estatutos de la nueva asociación, que siguen las directrices básicas "de los de cualquier asociación", ha explicado García, aunque con una "puntualización" en los tipos de socios, aquellos que tienen voz y voto, que son "víctimas supervivientes" o familiares directos; y "socios simpatizantes, que tienen voz pero no voto".

La asociación intentará mantener una reunión con el Ministerio de Fomento, del que se sienten "abandonados", estudiará si personarse como acusación en la causa y luchará por "esclarecer los hechos" y buscar "cuáles fueron los errores" para que "no se repita".

El martes, 10 de septiembre, celebrarán una segunda asamblea en Santiago, en la que decidirán si crear una segunda asociación en Galicia o si unirse directamente a la de Madrid. Tendrá lugar a las 17.00 horas en la rúa Villar, 19, en la Fundación Caixanova.