Una vidente de Xinzo será juzgada por falsear documentos para permisos de trabajo

Actualizado 10/05/2014 13:04:54 CET

Más de veinte clientes tramitaron peticiones de empleadas de hogar dominicanas con sueldo de 700 euros y Extranjería detectó irregularidades

   OURENSE, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   Una vidente de Xinzo de Limia y uno de sus supuestos cómplices serán juzgados por la Audiencia Provincial de Ourense en dos sesiones los días 14 y 15 de mayo por fotocopiar los sellos del Sergas, de varios bancos y de algún notario y tramitar con ellos solicitudes de empleo en la Subdelegación del Gobierno dirigidas a mujeres dominicanas para trabajar como empleadas de hogar.

   El escrito del Fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, relata los hechos de los que acusa a Elsa A. A. J., como convencer a clientes españoles de su negocio de vidente, para que firmasen más de 20 solicitudes de empleadas de hogar, entre los meses de abril y septiembre de 2008, y las entregasen en el servicio de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno de Ourense.

   La acusada acompañó a los solicitantes y, "para dar credibilidad a las solicitudes", preparó certificaciones médicas "donde se hacían constar diagnósticos de enfermedades graves padecidas por los solicitantes" con el membrete del Sergas y con la identificación del médico, "que supuestamente las expedía y en las que imitaba su firma".

   Además, las solicitudes incluían certificaciones "supuestamente expedidas" por apoderados de varios bancos "en las que se hacía constar que las personas que solicitaban empleadas de hogar eran titulares de cuentas con saldos medios relevantes, con el sello propio de cada entidad y la firma del correspondiente apoderado", según el escrito.

   La vidente tiene nacionalidad española y es de origen dominicano, como todas las supuestas empleadas que reclamó en los trámites ante la subdelegación y contó con la complicidad, en algunos casos, del segundo acusado Joaquín P. V., que firmó una de las solicitudes para renovar la autorización de residencia legal en España para una trabajadora "a la que no pensaba emplear", según el fiscal.

"APARIENCIA DE LEGALIDAD"

   El segundo acusado llegó a dar de alta en la Seguridad Social a esa trabajadora extranjera con residencia legal en España "para dar apariencia de legalidad" a la petición, pero "nunca tuvo intención" de realizar las cotizaciones correspondientes ya que, "según lo planeado con la otra acusada, sería la propia ciudadana dominicana la que haría los ingresos de las cotizaciones a la Seguridad Social".

   Según el escrito, este acusado facilitó además a Elsa A. la documentación de la identidad de su madre y de su empleada de hogar para que las utilizase en la Subdelegación del Gobierno como contratantes para conseguir autorizaciones de trabajo y residencia para otras dos mujeres dominicanas.

   En el caso de las solicitudes tramitadas por Joaquín P., también entregó poderes notariales a su nombre "inauténticos" firmados por un notario concreto.

SELLO DEL SERGAS

   Entre los documentos presentados por el acusado, según la Fiscalía, se encontró un certificado médico "inauténtico, supuestamente expedido en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) en el que se hacía constar que la madre del acusado padece un 80 por ciento de osteoporosis", y un certificado bancario "inauténtico del banco Banesto".

   Después de tramitar 25 expedientes de ambos acusados, la subdelegación del Gobierno denegó una solicitud de residencia presentada en septiembre de 2008 "al advertir irregularidades con indicios de falsedad en la documentación" y dio cuenta a la Guardia Civil, según fuentes jurídicas.

   Los agentes registraron el domicilio de la vidente en Xinzo de Limia y se incautaron de fotocopias de pasaportes y cédulas de identidad de ciudadanas dominicanas, 39 folios con el sello del Sergas escaneado, 11 folios con el logotipo y sello de Banesto y firma de un apoderado, 3 del BBVA, 2 de Caja Madrid y 6 de La Caixa, 15 certificaciones del banco Santander con tachaduras de tinta blanca, un ordenador portátil e impresora-escaner-fotocopiadora.

SIETE Y SEIS AÑOS DE CÁRCEL

   La Fiscalía acusa a la vidente de un delito continuado de falsedad en documento oficial y mercantil y un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, por los que pide una pena de 7 años y tres meses de prisión. A su cómplice lo acusa de los mismos delitos en los casos en los que intervino, con una petición de pena de seis años de prisión.

   El abogado del Estado se personó en la causa y se adhirió "plenamente" al escrito de la Fiscalía, tanto en el relato de los hechos como en la tipificación de los delitos y en la petición de condena para ambos acusados.

   Los dos días de juicio permitirán escuchar la declaración de los dos acusados y el testimonio de funcionarios del servicio de Extranjería de Ourense, del  notario cuya firma se falsificó, de una veintena de clientes de la vidente y de las 4 ciudadanas dominicanas que salieron de su país y entraron en España "amparándose en las autorizaciones de residencia y trabajo obtenidas fraudulentamente para incorporarse al mercado laboral en España", según la acusación pública.

   Frente a ello, el abogado de la acusada, Luis Salgado Carbajales, ha explicado a Europa Press su petición de absolución al considerar que "no hay constancia de que Elsa A., obtuviese beneficio alguno por sus acciones y además, no se dan los requisitos para entender que se cometió un delito contra los derechos de los trabajadores extranjeros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies