Villares asegura que no será "un problema" para "la continuidad del proyecto" de En Marea, pero no se siente cuestionado

Publicado 02/07/2017 17:46:44CET

   "Cuando hay una situación de bloqueo hay que aportar soluciones", defiende, después de que los críticos rechazaran la propuesta de ampliar la coordinadora

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha asegurado que no será "un problema" para "la continuidad del proyecto político" del espacio de confluencia. "Si todo el problema que tuviese el proyecto político fuese únicamente la persona que ocupa la portavocía, yo siempre expliqué que eso no sería un problema para la continuidad del proyecto político", ha subrayado en una entrevista en Cadena Ser.

   Con todo, Luís Villares ha dicho que no se siente cuestionado: "No particularmente", ha señalado, para luego añadir que lo que realmente siente es "perder el tiempo" en asuntos internos.

   Preguntado directamente por si tiene constancia de algún intento por parte de los críticos de En Marea para tratar de cambiar al portavoz del partido instrumental en el próximo plenario, ha manifestado que no le consta. "Pero, en todo caso, quien decide aquí es la mayoría de personas inscritas", ha añadido.

   Sobre el rechazo de los críticos a la propuesta de la dirección para ampliar la coordinadora de 11 a 15 miembros, ha hecho hincapié en que "el intento de buscar la unidad nunca cae en saco roto" y ha asegurado que desde la coordinadora seguirán "haciendo esfuerzos" para integrar a todas las sensibilidades.

   "No existe justificación política para esa autoexclusión. [...] No hay ninguna diferencia política significativa", ha remarcado Villares, para luego indicar que aunque la propuesta de ampliación de la coordinadora se presentó en el seno del Consello das Mareas, el objetivo es que luego fuese ratificada en el plenario del próximo sábado 15 de julio.

"HAY QUE APORTAR SOLUCIONES"

   "Cuando hay una situación de bloqueo hay que aportar soluciones", ha defendido el también portavoz parlamentario de En Marea, quien considera que se trata de una forma de "dar ejemplo" dentro de la propia casa sobre la "unidad popular".

   El argumento empleado por los críticos para rechazar la propuesta fue, según ha indicado Villares, que la situación no había variado con respecto al pasado 2 de abril, cuando Villares se hizo con la portavocía de En Marea, y que, por lo tanto, "no valía la pena acceder a esa oferta política" --en alusión a la ampliación de la coordinadora--.

   Preguntado entonces por si las discrepancias internas que existen se deben a las personas y no al proyecto político, ha hecho hincapié en que "las personas deberían de ser secundarias siempre que encarnen el proyecto compartido".

PLENARIO

   Sobre el plenario del próximo sábado 15 de julio, espera que "se consolide y afiance el espacio político". Además, ha indicado que el Consello das Mareas ha impulsado tesis políticas que se debatirán en el plenario, entre ellas la relación entre En Marea y las mareas municipales, en donde, ha destacado, se respetará siempre su autonomía.

   Entre los grandes retos a nivel político que tiene En Marea se encuentra fijar una posición en cuanto a la financiación autonómica, trazar una estrategia global de infraestructuras para Galicia y analizar las causas económicas y políticas del descenso demográfico, entre otros.

   Villares valora el "giro a la izquierda" de los socialistas tras el triunfo de Pedro Sánchez como un lavado de cara y no cree que nadie vaya a abandonar En Marea porque todo el que visita esta casa, ha dicho, se queda. Así, le ha dado la bienvenida al PSdeG para sumarse a la alternativa a Alberto Núñez Feijóo y al PP.

VETO AL TRASPASO DE LA AP-9

   Sobre el veto del Gobierno central al traspaso de la AP-9, ha asegurado no entender el silencio del presidente de la Xunta ante el no del Ejecutivo central a una iniciativa aprobada por unanimidad en el Parlamento gallego. "El ninguneo al que su propio partido lo está sometiendo es constante. Y yo lo que no sé es que razones tiene Feijóo para guardar silencio", ha opinado.

   "Desde luego a mí, si me hiciesen eso, me tendrían plantado en Madrid todo el día hasta conseguir el traspaso de la AP-9, que no es la voluntad y el capricho de un presidente, sino la decisión unánime de una cámara que representa a todo un país".

   Villares ha calificado además de "inaceptable" la situación generada por el modelo de transportes, fruto, a su juicio, de la "falta de visión" de la Xunta. Asimismo, se ha felicitado por la admisión a trámite por parte del Constitucional del recurso de En Marea contra la reforma del Consello Consultivo de Galicia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies