Villares, sobre la propuesta de CA: "Una mesa de partidos es una vuelta atrás, a una idea de coalición superada en 2016"

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega,y el portavoz de En Marea, Luís Villares
EUROPA PRESS
Publicado 14/07/2018 18:42:59CET

   "No podemos volver atrás porque la historia mira hacia adelante", remarca el portavoz

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de En Marea, Luís Villares, se ha referido este sábado a la propuesta de Compostela Aberta para iniciar un proceso de reconfiguración del espacio político a nivel gallego a través del adelanto de las elecciones internas y la creación de una "mesa de confluencia" que, para Villares, tendría un carácter excluyente y supondría "una vuelta atrás".

   "Una mesa de partidos es una vuelta atrás, a una idea de coalición que fue superada en 2016", ha indicado este sábado Villares en declaraciones a la Radio Galega recogidas por Europa Press durante el transcurso de unas jornadas sobre feminismo organizadas por En Marea en Santiago.

   En el mismo día en el que Anova se ha sumado a la propuesta de la formación que lidera el alcalde de Santiago, Martiño Noriega; el magistrado lucense ha calificado de "positiva" la propuesta de la marea compostelana en el sentido de que realiza un llamamiento al diálogo.

   No obstante, en la línea de lo expuesto por la coordinadora del partido instrumental tras conocerse el contenido de la propuesta, Villares considera que En Marea ya cuenta con los órganos y mecanismos para ejercer ese diálogo y que la constitución de una "mesa de partidos" sería dar un paso "atrás".

   En concreto, Compostela Aberta se ofrece como "mediadora" en el proceso de reconfiguración del espacio político para el que se crearía una "mesa de la confluencia" con los tres partidos que formaron parte de la primera coalición electoral --Anova, EU y Podemos-- y las mareas de A Coruña, Ferrol y Santiago.

"TODAS LAS VOCES"

   "Una mesa donde no estén todas las voces, una mesa de los partidos que en su momento alentaron el partido es una vuelta atrás a una idea de coalición que fue superada en 2016", ha remarcado Villares en referencia a la configuración de En Marea como un partido instrumental en el que las personas participan a título individual y no como representantes de partido, fórmula escogida en su asamblea fundacional, de la que se cumplen dos años a finales de este mes de julio.

   "No podemos volver atrás porque la historia mira hacia adelante. Emplazamos a todo el mundo a participar dentro del espacio que nos dotamos para avanzar, para seguir construyendo ahí donde no hay exclusiones", ha apuntado.

"ADSCRIPCIÓN PARTIDARIA"

   En esta línea, cree que a través del planteamiento que proponen los de Noriega personas que, como él, no pertenecen a ningún partido político quedarían excluidas a la hora de participar en el proyecto rupturista.

   "Una mesa tiene el problema de poner a unos dentro y a otros fuera. No queremos que nadie quede fuera. Una mesa de partidos sería dejar fuera a todas esas personas que, como yo por ejemplo, no tenemos partido. Somos gente de la sociedad civil que creíamos que era necesario participar en política sin ningún tipo de adscripción partidaria", ha aseverado.

   En esta línea, ve "legítimo" que "los representantes de algunos partidos" defiendan "el papel" de sus formaciones, pero remarca que En Marea "nació para incluir a todo el mundo, también a los que están en partidos" pero que "sobre todo" el objetivo del proyecto es "integrar" a las personas "de la sociedad civil" que querían "participar en política".