Vinculan el atropello a ciclistas en A Guarda a una “posible distracción” del conductor

Actualizado 09/06/2016 20:11:43 CET


Mantiene que tras el impacto, "en lugar de realizar una maniobra evasiva de frenado o cambio de dirección, continúa trayectoria recta"

   VIGO, 9 (EUROPA PRESS)

   El informe técnico elaborado por el equipo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño (Pontevedra), apunta como causa principal o eficiente del atropello a un pelotón de ciclistas en A Guarda ocurrido el pasado 12 de marzo, accidente que se saldó con un muerto y 7 heridos, a una "posible distracción o desatención momentánea" por parte del conductor del turismo.

   El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, concluye que el conductor --que tiene 87 años--, "no se percata de la presencia" del grupo de 14 ciclistas que transitaba en columna de a dos y, "aunque logra rebasar en su marcha a los dos últimos por escaso margen, arrolla de forma sorpresiva y sucesivamente, con gran violencia, a varios de ellos".

   A ello, añade que "a pesar de la violencia del impacto, en lugar de realizar una maniobra evasiva de frenado o cambio de dirección, continúa trayectoria recta" y prosigue su camino sin detenerse "hasta más de 200 metros después". A continuación, señala que paró "unos instantes" y reinició la marcha hacia un restaurante ubicado a más de un kilómetro de distancia.

   Así las cosas, el informe concluye que el conductor "no adecúa la velocidad a medida que se aproxima al grupo de ciclistas", a lo que añade que "se estima que el turismo circulaba a una velocidad superior" a la máxima que se le permite (70km/h), por los testimonios de testigos, los daños materiales en el turismo y las bicicletas, y el resultado lesivo en los ciclistas atropellados.

    También apunta que el conductor pudo haber infringido el Reglamento General de Circulación en lo referido a la ejecución del adelantamiento; así como al transitar "de forma distraída o desatenta, no percatándose de la presencia de un grupo de ciclistas" a pesar de tratarse de un tramo recto, con buenas condiciones de visibilidad y meteorológicas.

    En este contexto, considera que el conductor, que dio negativo en las pruebas de alcohol y estupefacientes, pudo tener "deficiencias en la percepción" al "no apercibirse en ningún momento, o con la suficiente antelación, de la proximidad de los ciclistas"; y que pudo incurrir en "errores en la evasión", por "no efectuar maniobra evasiva alguna o no realizarla a tiempo".

TESTIGOS

    De las declaraciones recogidas, dos testigos de los hechos, el conductor de otro vehículo que iba detrás del accidentado y un ciclista que iba en sentido contrario, coincidieron en que "en ningún momento el coche que atropelló a los ciclistas modificó la trayectoria" sino que siguió "recto como si nada", y ambos calcularon que dicho vehículo iría a una velocidad de 90 kilómetros por hora.

   El ciclista añadió que, "en lugar de realizar una maniobra para evitar los atropellos, era como si se dirigiera hacia ellos", y mantuvo que no había "ningún obstáculo en la vía" y que el conductor tampoco emitió "en ningún momento ninguna señal de advertencia".

   Además, este testigo dijo que cuando vio que el vehículo continuaba la marcha sin detenerse se bajó de la bicicleta y le dio el alto: "El conductor se bajó y vino hacia mí diciéndome: ¿Qué pasa? Sólo atropellé a uno"; luego volvió a su coche y continuó la marcha, explicó.

   Asimismo, el propietario del restaurante afirmó que lo primero que le dijo el octogenario es que "necesitaba un número de teléfono al que poder llamar porque había atropellado a unos dos o tres ciclistas", pero "estaba tan nervioso que casi no podía utilizar el teléfono", por lo que él mismo llamó a la Policía Local.

   Por su parte, un Policía Local de A Guarda de servicio aquel día declaró que recibió una llamada del propietario del restaurante indicando que un señor de avanzada edad había tenido un accidente de tráfico y había atropellado a dos ciclistas.

   Según su explicación, cuando estaba adelantando, "dos ciclistas se le metieron delante" y aunque "quería haber llamado, no sabía el número de la Policía Local", y por ello prosiguió la marcha y fue hasta el restaurante "a pedir ayuda".

POSIBLE DISTRACCIÓN

   El abogado Vicente Guzmán que, junto a Javier Puente --quien a su vez ejerce la acusación particular en representación a título individual de varios ciclistas heridos en el accidente--, representa a una asociación de ciclistas querellada ha considerado, en declaraciones a Europa Press, que el trabajo de la Guardia Civil "ha sido bueno", si bien ha mantenido que "es imposible que un conductor se distraiga de tal manera".

   Así, ha sostenido que en una distracción un conductor no se "lleva por delante una fila entera" de ciclistas y prosigue la marcha "200 metros sin tocar el freno". "O frenas o te desvías", ha recalcado, antes de insistir en que es "difícilmente creíble" la distracción y por ello entiende que "sólo hay dos opciones posibles: Un homicidio o un desvanecimiento".

   Guzmán ha comunicado que la Asociación Ciclistas Galegos (Asciga) finalmente se ha personado en la causa, que se sigue en el Juzgado de Instrucción número tres de Tui, a través de una querella por la que han tenido que especificar los delitos imputados así como la relación de hechos.

   En concreto, esta asociación imputa al conductor delitos de homicidio imprudente, de lesiones por imprudencia grave, y de omisión del deber de socorro, de tipo agravado por darse en un accidente que "él provocó".

   Por su  parte, el abogado del conductor, Carlos Borrás, ha trasladado en declaraciones a Europa Press que, si bien no va a hacer valoraciones hasta que se celebre el juicio, entiende que el informe "demuestra que si hubo algo es una distracción".

   Igualmente, ha mantenido que "se demuestra" que el hombre no había consumido ningún tipo de sustancia psicotrópica o de otro tipo y que "no superaba el límite de velocidad de la vía", que es de 90 km/h. Precisamente, el hombre había declarado en sede judicial que circulaba a unos 60 km/h y "al comenzar a rebasar la noción que tiene es que incluso redujo más la velocidad".

-. Firma: PLC/DCC .-

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies