Vulcano cierra la operación para su ferry a medio construir

 

Vulcano cierra la operación para su ferry a medio construir

Publicado 29/04/2017 14:26:59CET

Trasmediterranea firma la entrada en vigor del contrato con el astillero de Vigo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Vulcano ha cerrado la operación para su ferry a medio construir con Trasmediterranea, compañía con la que firmó a última hora de este viernes la entrada en vigor del contrato.

El buque, de 139 metros de eslora y 22 nudos de velocidad, "contará con los más novedosos avances tecnológicos y modernas soluciones de eficiencia y respeto al medio ambiente que permitirán la reducción de emisiones en un 9% aproximadamente", según destaca el astillero en una nota de prensa.

Entre estas medidas, destaca la disposición de catalizadores y el pintado del casco con fluopolímeros para mejorar el comportamiento hidrodinámico.

El nuevo ferry será entregado antes de la temporada alta de 2018 y tendrá una capacidad de 1.500 pasajeros, 450 vehículos y 600 metros lineales de carga.

"Contará con interiores con innovadoras instalaciones para ofrecer al pasajero la mejor de las experiencias", resalta, al señalar que habrá piscina, bares, zona de Food Lounge y una zona VIP.

PRINCIPIO DE ACUERDO EN MARZO

En marzo, la dirección del astillero vigués anunció que había llegado a un principio de acuerdo con una entidad financiera y el armador del ferry a medio construir.

Vulcano cerró el pasado mes de septiembre la venta del ferry que tiene a medio construir, contrato que aunque preveía que entraría en vigor en las siguientes semanas, finalmente no fue así por problemas en la financiación.

Según indicó la propia empresa en su momento, el contrato del ferry supondrá carga de trabajo para 14 meses; y, concretamente, requerirá un total de 800.000 horas de trabajo. De esta forma, cuando entre en vigor, habrá carga de trabajo para la actual plantilla, de 78 trabajadores, y en el mayor pico llegará a requerir sobre 300 empleados, de acuerdo con la estimación de los sindicatos.

TRES AÑOS

El astillero estuvo tres años buscando armador para el ferry a medio hacer. En este tiempo, su única ocupación han sido pequeños trabajos de calderería, y la construcción de una rampa para el Puerto de Vigo, motivo por el que sus trabajadores llegaron a encadenar 14 de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de carácter temporal.

No obstante, el pasado 31 de diciembre acabó el último de los ERE y la empresa decidió no solicitar uno nuevo, al creer que la entrada en vigor del contrato del ferry sería inminente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies