Vulcano podrá retomar su actividad en dos semanas tras firmarse la aportación de 16,7 millones por parte de la Xunta

Actualizado 22/10/2010 21:19:13 CET

VIGO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Economía e Industria ha formalizado, a través de la Dirección Xeral de Industria, Enerxía e Minas, y del Igape, la aportación de 16,7 millones de euros a los fondos de Pymar para que este organismo facilite los avales necesarios en la financiación del buque sísmico 533, que se construye en el astillero vigués Vulcano.

El conselleiro Javier Guerra y el director xeral Bernardo Tahoces han mantenido este viernes una reunión en Vigo con la dirección de Vulcano y con el comité de empresa, en la que les han anunciado que la firma para esos avales ya se ha realizado y que se ha enviado una carta a Pymar informando de que la Xunta aporta esos casi 17 millones de euros en un compromiso "firme e irrevocable" con el astillero.

Esta aportación, que deberá ser completada por los fondos de Pymar hasta los 21 millones de euros, permitirá cerrar la operación de financiación con el Banco Popular, y Vulcano retomará la actividad en un par de semanas para concluir la construcción del 533.

Asimismo, este barco quedaría fuera del proceso concursal que Vulcano está obligado a iniciar después de que se frustrase la venta de su filial Juliana --y que deja a la empresa con una deuda superior a los 130 millones de euros--.

Guerra ha declarado sentirse "orgullo de pertenecer a un Gobierno que cumple", y ha recordado que, en la primera reunión que mantuvo con empresa y trabajadores "todos expresaron la preocupación por el futuro de Vulcano".

"La Xunta tomó la iniciativa", ha señalado y se ha mostrado optimista en lo que respecta al futuro de la empresa --que tiene que entregar el sísmico en julio de 2011--.

Por su parte, el presidente del comité, Antonio Fernández 'Sesé', ha agradecido la celeridad e implicación del Gobierno gallego en el problema de Vulcano y ha explicado que, con la nueva inyección de fondos para el sísmico 533, "en torno a 500 trabajadores --entre los propios de la matriz y los de las empresas auxiliares--" podrán retomar la actividad en dos semanas. "Queremos poder trabajar lo antes posible, lo que queremos es llenar eso de gente", ha añadido.