La Xunta cree que "hay un espíritu de acuerdo" para que PPdeG, PSdeG y BNG respalden la posición del Gobierno en el CPFF

Actualizado 02/02/2006 22:20:40 CET

El PPdeG pide que se aproveche la revisión del modelo de financiación autonómica para abordar en el CPFF la "deuda histórica" de Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Economía e Facenda, José Ramón Fernández Antonio, aprecia posibilidades -tras reunirse con responsables del PPdeG, PSdeG y BNG- de que los tres grupos defiendan la posición que llevará el Gobierno autonómico a la reunión del próximo martes del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en la que se constituirá un grupo de trabajo para inciar el proceso de revisión del actual modelo de financiación autonómica.

En su opinión, "hay un espíritu de acuerdo" entre el Ejecutivo autonómico y las tres principales formaciones políticas. "Espero y deseo y creo que se va a producir ese acuerdo y que los grupos respaldarán la posición que la Xunta defenderá en el marco de la reunión multilateral con el resto de autonomías y el Gobierno central", insistió.

La principal discrepancia entre los grupos parlamentarios es cómo abordar las conversaciones para fijar la financiación autonómica, pues mientras el BNG aboga por una negociación bilateral -al estilo del Estatut-, el PP defiende la multilateralidad del CPFF, al igual que el PSdeG, aunque precisa que "seguramente" también habrá reuniones bilaterales con el Gobierno.

En cualquier caso, Fernández Antonio expresó su "total disponibilidad" para el diálogo con las formaciones políticas y la conveniencia de acudir "al imperio de las cifras", pues considera que "Galicia debe tener posiciones comunes sustentadas en el rigor". Sobre las expectativas de la reunión del martes, indicó que esta comunidad "quiere aprovechar todas las oportunidades del nuevo modelo para llegar al máximo de lo posible".

El conselleiro considera que habrá conversaciones multilaterales y también bilaterales, pero en "diferentes planos de negociación", pues para reformar el Estatuto gallego se entablará una relación bilateral con el Estado, pero para revisar el modelo de financiación existe un marco multilateral.

EL PP, NO A LA BILATERIDAD

Por su parte, el diputado del PPdeG José Antonio Orza pidió que "se refuerce el CPFF frente a cualquier marco bilateral de negociación", pues recordó que "las decisiones que se adoptan con cualquier comunidad afectan a todas. Así, insistió en que, "con independencia de que puedan haber compromisos bilaterales, tienen que ser sometidos a la aprobación de este organismo".

También defendió que los estatutos "no recojan el modelo de financiación con detalle, sino criterios generales y dejar que se concreten en cada momento de acuerdo con una ley general aplicada por consenso en el CPFF". "Lo contrario llevaría a 17 modelos diferentes", advirtió.

Orza también demandó que se aproveche la reunión del CPFF para "reclamar un compromiso sobre financiación de inversiones del Estado en Galicia, serio, claro, para terminar las grandes infraestructuras comprometidas en un plazo corto y dotarlas de recursos suficientes para que pueda ser posible".

Además, explicó que la distribución por PIB o por población "no son adecuados para esta distribución de inversiones estatales". "Galicia tiene hay una deuda histórica que debe ser atendida con rapidez", reivindicó.

Preguntado por esta cuestión, el conselleiro de Economía dijo que hay que "calcular las necesidades de gasto en función de competencias" que tiene Galicia y "obtener los recursos necesarios" para prestar los servicios. "A partir de hay habrá recursos vía autonomía financiera y otros que corresponden al papel reequilibrador del Estado", recordó.

ESPACIO DE OPORTUNIDAD

Por su parte, Ismael Rego, del PSdeG, destacó la "voluntad expresada por parte de la Xunta de compartir su posición con los grupos y tener en cuenta sus opiniones" y añadió que "se abre un espacio de oportunidad para plantear los problemas de Galicia en su conjunto y la financiación que se necesita".

El parlamentario socialista aseguró que en la estrategia de Galicia "las negociaciones van a tener que ser multilaterales entre todas las comunidades autónomas y también bilaterales seguramente con el Estado".

Carlos Aymerich, del BNG, insistió en que Galicia "debe negociar de manera bilateral con el Estado". "El modelo catalán nos debe marcar un método, ellos persiguen la suficiencia financiera y establecen cuáles son los mecanismos para lograrla, lo mismo hay que hacer en Galicia pero atendiendo a nuestra realidad", razonó.

El diputado nacionalista señaló que existe "un ámbito donde se pueden encontrar puntos de coincidencia", que es en que el nuevo modelo de financiación tenga en cuenta "la dispersión y envejecimiento de la población gallega y que tiene que prestar servicios a los emigrantes".