La Xunta da por rotas las negociaciones con los sindicatos de justicia tras subir su oferta

Actualizado 19/03/2018 21:40:34 CET

Los sindicatos critican que hay puestos para los que "ni se incrementó las cantidades" y que en otros el alza es "solo de tres euros"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 (EUROPA PRESS)

   La Xunta ha dado por rotas las negociaciones con los sindicatos de justicia después de trasladar al comité de huelga una nueva subida salarial, en este caso no lineal y por cuerpos. En concreto, 135 euros al mes para los forenses, 133 para los gestores, 108 para los tramitadores y 105 para los de auxilio.

   En declaraciones a los medios, el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, ha destacado que esta oferta, unida al incremento acordado por el Ministerio de Hacienda en las pasadas semanas, representaría un alza de "más del 14%" en los sueldos de los empleados públicos del sector.

   Asimismo, también incluye la incorporación de una cláusula para garantizar que estos emolumentos estuviesen por encima de la media estatal, tanto si se tiene en cuenta las 17 autonomías como defiende el Gobierno gallego o, según el criterio sindical, las 12 con la competencia trasferida y el 'territorio Ministerio'.

   En la reunión que arrancó a las 11,00 horas en San Caetano y que incluyó un receso para la comida, el Gobierno gallego también propuso a los sindicatos la elaboración de un plan de recuperación del trabajo para poner al día los juzgados gallegos tras estos 41 días de huelga.

POSTURA DE LOS SINDICATOS

   El comité de huelga, en el que están integrados SPJ-USO, Alternativas na Xustiza-CUT, UGT, STAJ, CSIF, CIG, y CC.OO, tras rebajar sus exigencias iniciales mantiene su petición en 190 euros lineales y rechaza la propuesta formulada este lunes por la Xunta al considerar que es "muy parecida" a la formulada por la Xunta en la reunión del 9 de marzo y por lo tanto insuficiente.

   De este modo, según ha explicado a los medios el presidente de este órgano, Manuel Tejada, critican que haya cuerpos para los que "ni se incrementó las cantidades" y que, por ejemplo, en el caso de los tramitadores el alza sea solo de "tres euros" toda vez que la anterior oferta de la Xunta era de 105 euros --lineal--. "Lo que pretende la Xunta es hacer caja (con la huelga) para poder pagar el aumento que ellos dicen que es tan bueno", ha denunciado.

   "No son aceptables esas cantidades después de 10 días sin reunión", ha manifestado el presidente del comité, que también censura que la Xunta "no desarrollase" como se trasladarían estas cantidades por años, cuestión sobre la que el Gobierno gallego asegura que pidió a las centrales sindicales que hiciesen su propuesta.

OTROS PUNTOS

   Además de la cuestión económica, en la que la postura de la Xunta y de los sindicatos está más alejada, hay otros puntos en los que mientras que el Ejecutivo gallego ve "prácticamente cerrado" el acuerdo, los sindicatos también consideran que existen flecos sueltos.

   En primer lugar, por parte de la Administración autonómica, Juan José Martín, ha explicado que sobre las incapacidades temporales (IT), la Xunta ha aceptado incluir "aquellas que el Ministerio ya tiene reconocidas para sus funcionarios en su territorio, junto con jueces, fiscales y letrados".

   En cuanto a las sustituciones, ha señalado que "hay un acuerdo cerrado" para que, en el mismo mes que se solvente el conflicto, "se empiece a aplicar la diferencia" al funcionario "que hace la sustitución de aquel salario que no cobra ahora mismo porque el puesto al que accede es de mayor categoría".

   Sobre las plazas amortizadas, que las organizaciones sindicales cifran en 106, Juan José Martín ha asegurado que la "amortización real fue de 10" y que "siguen encima de la mesa 95 porque siguen teniendo ocupación por parte de un funcionario". "El compromiso es que a medida que fuesen quedando vacantes, esa plaza se iba a crear en otro lado, el acuerdo se puede cerrar ya que nuestro compromiso es hacer una equivalencia para que las que fuesen a quedar vacías se creen en otro lado", ha apuntado.

   Por último, ha señalado que, en el punto de convertir en plazas 36 refuerzos de más de tres años, "no hay conflicto" ya que hay un acuerdo firmado de octubre de 2016 con CC.OO. UGT y CSIF que va en este sentido. "Están presupuestadas, lo único que nos queda es hablarlo", ha apuntado.

"NO SE AVANZÓ NADA"

   Frente a ello, Tejada ha asegurado que "no se avanzó nada" ya que "el acuerdo sobre las IT viene de Madrid" y, en cuestión de amortizaciones, las posturas "aún están muy lejos". "Lo que nos plantearon hoy es un retroceso en relación con las amortizaciones que teníamos pendientes de solucionar", ha incidido.

   Después de que la reunión finalizase sin acuerdo, los sindicatos han dejado claro que "seguirán con la huelga" y no han descartado tomar "medidas de presión" para alcanzar sus reivindicaciones. Por su parte, fuentes del Gobierno gallego, han explicado, que por el momento, no prevén que haya nuevas reuniones y que estarán a la espera de que los sindicatos trasladen sus peticiones.