La Xunta destina 900.000 euros a la realización de la segunda fase de la escuela taller de Santa Margarita de A Coruña

Actualizado 30/06/2006 20:32:41 CET

Las dos fases del proyecto sumarán una inversión de unos 2,6 millones de euros

A CORUÑA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de A Coruña inició hoy la segunda fase del proyecto de Acondicionamiento del Parque de Santa Margarita a través de la Escuela Taller Santa Margarita II, con una duración de 18 meses y con un presupuesto de 1.332.833 euros, de los que la Xunta aporta 902.833 euros y el consistorio 430.000 euros.

En la primera fase, recientemente concluida, la inversión ascendió a 1.269.142 euros. Así, entre la primera y la segunda fase, la inversión sumó 2,6 millones de euros.

El alumnado estará integrado por 50 jóvenes menores de 25 años. Los 50 alumnos se distribuyen por especialidades de albañilería, carpintería y jardinería. Los alumnos, además de formación laboral, reciben formación en otras áreas de conocimiento y un programa específico para obtener el título de ESO en caso de que carezcan del mismo.

Los objetivos del proyecto se centran en la reforma del actual parque infantil, de la zona del estanque, el acondicionamiento de la Rosaleda e implantación de un trazado deportivo con estación de aparatos gimnásticos, y la creación de un centro vecinal.

PARQUE INFANTIL

El proyecto incluye la actuación en la actual zona infantil situada en la zona alta del parque, donde, actualmente, los juegos se encuentran dispersos de forma aleatoria. Se plantea una reorganización del espacio mediante elementos lineales de colores elevados sobre el terreno, fuera del alcance de los niños, colocados a modo de entramados verticales que diferencian sutilmente distintas áreas de juego.

Este planteamiento busca otorgar una nueva imagen "más fresca y atractiva" a la zona infantil de modo que, desde otros puntos del parque, los niños perciban los elementos de color que señalan de manera "más alegre" la existencia de un área en donde desarrollar sus juegos. De esta manera se acotan espacialmente varias franjas de juego pero sin establecer barreras físicas que dificulten el desarrollo de los juegos.

Al mismo tiempo, se presta atención especial a los acompañantes de los niños para lo que se plantean unos bancos de reposo en madera que estarán situados en la zona más soleada, con una forma que incluirá elementos de tipo tumbona y tipo banco.

EL ESTANQUE

La actuación que se llevará a cabo en la zona del estanque se propone la ampliación de la actual superficie de agua, de modo que aumente la influencia del recinto, y potenciar un tratamiento más natural de lo que debe ser una zona viva y cambiante.

El objetivo es conseguir un espacio de características naturales donde los límites se diluyan con la vegetación existente creando un microsistema que se integra en el parque.

ROSALEDA Y ZONA DEPORTIVA

Se estudiará, además, la implantación de un trazado para carrera lo más integrado posible, complementado con una estación donde realizar ejercicios gimnásticos que completen la actividad deportiva. Este trazado convivirá con los recorridos existentes en el parque y será objeto de un estudio de campo completo para adaptarlo a las características del terreno.

En la zona de la Rosaleda se instalará una serie de circuitos de riego automático y se acondicionará la vegetación existente incorporando la nueva plantación de rosales y setos perimetrales.

CENTRO DE VECINOS

En la segunda fase de la escuela taller Santa Margarita se pretende construir además un edificio que albergue las actividades sociales del entorno próximo al Parque de Santa Margarita. La parcela está situada junto a la actual zona de anfiteatro.

La edificación será de planta baja como continuación de las gradas del anfiteatro y quedando integrado con las mismas. Al edificio se accederá desde un amplio vestíbulo que servirá de distribuidor, tanto a los elementos de servicio.

La disposición semienterrada del edificio facilitará su integración en el entorno, con la cubierta a nivel del terreno a modo de mirador sobre la ciudad. En cuanto a la cubierta se plantea un pavimento de madera con una serie de bancos distribuidos en su superficie, creando una zona de terraza-mirador sobre la ciudad.

En planta, las dependencias del edificio se distribuirán en torno a un pequeño jardín interior de estilo japonés que permitirá una mayor entrada de luz a todas las estancias, así como una visión relajante y armónica del exterior.

El espacio único interior del edificio tendrá su continuidad en el exterior gracias a unos paneles de vidrio en fachada que se abrirán completamente, permitiendo una total permeabilidad entre interior y exterior. En el espacio exterior frente al edificio se plantea un pavimento de granito similar al empleado en el interior del mismo, acentuando esta continuidad entre interior y exterior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies