La Xunta equipara el impuesto de transmisiones al IVA y fija deducciones por emprender negocios e inversiones

Consello de la Xunta del 27 de diciembre
ANA VARELA
Actualizado 27/12/2012 20:31:07 CET

El fondo de crecimiento, dotado con 386 millones, pretende lograr la recuperación económica en la segunda parte de la legislatura

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de los presupuestos de la Xunta para 2013 incluye una serie de medidas fiscales que equiparan el impuesto de transmisiones patrimoniales (TPO) al IVA, con lo que el primero sube al 10% --Galicia lo mantenía en el 7%--, establecen tipos reducidos para este gravamen y fijan deducciones para varios supuestos de puesta en marcha de negocios e inversiones.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consello que se trata de una "disminución de impuestos de forma selectiva" dirigida a fomentar la actividad emprendedora y la inversora.

En su exposición, la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, ha indicado que la intención es no "penalizar" la compra de vivienda usada --en la que se paga el impuesto de transmisiones-- respecto a la adquisición de vivienda nueva --en el que se satisface el IVA--. Con la primera subida del IVA aplicada en España en 2010, el Gobierno gallego rehusó adaptar este otro impuesto, pero ahora ha decidido hacer la equiparación.

De este modo, para los bienes inmuebles pasa al 10%; para los bienes muebles, al 8% y para los actos jurídicos documentados, al 1,5%. No obstante, el Gobierno gallego ha informado de que se aplicarán tipos reducidos para quienes adquieran vivienda habitual y tengan un patrimonio inferior a 200.000 euros, así como para los discapacitados, las familias numerosas con un patrimonio inferior a 500.000 euros y para los menores de 36 años con un patrimonio inferior a 200.000 euros.

En el primer caso, el impuesto de transmisiones patrimoniales será del 8% y el de actos jurídicos documentados, del 1,5%. Para los otros tres colectivos, los tipos serán del 4% y el 0,5%, respectivamente.

Entre los beneficios fiscales, la conselleira ha concretado que se aplicará una deducción del 100%, con un límite de 1.500 euros, en el impuesto de actos jurídicos documentados a las adquisiciones de locales de negocios que se destinen a la constitución de una empresa o negocio profesional. Para la constitución de préstamos y créditos hipotecarios para financiar la compra de locales de negocio se concederán estas mismas condiciones.

En cuanto al impuesto sobre sucesiones y donaciones, se concederá una reducción del 95%, con un límite de 118.750 euros, en las transmisiones 'mortis causa' e 'inter vivos' a menores de 35 años de dinero destinado a la constitución de una empresa o negocio. En caso de que el donatario acredite un grado de discapacidad igual o superior al 33%, el límite se duplica.

Por último, en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) se hará una deducción del 20% de las cantidades invertidas, con un límite de deducción de 4.000 euros, en la creación de nuevas empresas o ampliación de la actividad de negocios de reciente constitución. La deducción se duplica para las personas que inviertan en acciones o participaciones sociales de nuevas entidades.

DESCARTA SUBIR IMPUESTOS

Además, Elena Muñoz ha apostado por "no detraer más recursos" de la economía con incrementos de impuestos y ha defendido la política de la Xunta de establecer bonificaciones para "incentivar" la actividad económica.

A ello ha agregado la lucha contra el fraude, que ha permitido detectar 200 millones de deuda en la pasada legislatura, ha indicado la titular de Facenda.

FONDO DE CRECIMIENTO

Los presupuestos para el próximo año incluyen también la creación de un fondo de crecimiento dotado con 386 millones de euros, con el objetivo de establecer en los dos primeros años de legislatura las condiciones para reactivar la economía y lograr la recuperación en la segunda mitad.

Las prioridades serán retener y atraer talento a Galicia, aprovechar las potencialidades de la comunidad, desarrollar nuevos productos y servicios, hacer más compatibles oferta y demanda laboral, favorecer la creación de empresas y su internacionalización, modernizar el tejido industrial, fomentar el empleo de las TIC y ayudar al reequilibrio territorial.

Además, las líneas del fondo se corresponden con los objetivos fijados en el Plan Estratéxico de la Xunta. Así, 247 millones se asignan al eje de dinamización económica; 97,6 a la economía del conocimiento; 23,6 a la sostenibilidad medioambiental y el equilibrio territorial y 17,4 a la cohesión social y la administración austera.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies