La Xunta justifica el gasto en seguridad en Meirás por si es "blanco de actos violentos"

Actualizado 11/05/2012 14:16:39 CET
Jesús Oitavén
Foto: EUROPA PRESS/REMITIDO

El coste asciende a 8.835 euros, de un total de 21.200 que Cultura asume en 2012 en el marco del convenio con los Franco

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

   El secretario xeral técnico de Cultura, Jesús Oitavén, ha justificado el gasto de 21.200 euros que la Xunta de Galicia asume, según ha señalado, en el marco del convenio con la familia Franco en 2012 para la apertura al público del Pazo de Meirás, porque existe la posibilidad de que sea "blanco de actos violentos o molestos".

   Lo ha dicho en respuesta a una pregunta de la diputada del PSdeG Concepción Burgo en comisión parlamentaria, donde ha precisado que, de esta cantidad, unos 8.835 euros se corresponden con el coste de la seguridad y el resto con el mantenimiento de un guía, una programación "didáctica" y un régimen de concertación de visitas.

   Burgo, por su parte, ha cuestionado el contenido de dichas programaciones y ha calificado de "inasumible e inaceptable" lo que a su juicio constituye un "trato de favor" del Gobierno gallego a los Franco, pues esta familia tiene por ley "la obligación" de abrir las puertas a los visitantes, pero "lo que asume la consellería no es ninguna obligación".

   En este sentido, ha criticado que, mientras el departamento autonómico reduce "todas las ayudas, todos los gastos, el convenio con los Franco crece", al pasar de los 18.000 euros en 2011 a los 21.200 euros de este ejercicio.

"ACTUANDO CON RESPONSABILIDAD"

   El alto cargo de Cultura ha afirmado que el propietario de un Bien de Interés Cultural (BIC) tiene la obligación de abrirlo al público pero no de establecer un programa de visitas.

   Asimismo, se ha referido, durante su última intervención, a la "hipótesis" aludida por el Tribunal Supremo, relativa a posibles actos "violentos o molestos", en sus palabras. Estos actos, según ha constatado, son "eventuales, pueden suceder" en Meirás.

   En este sentido, en contra del rechazo a la gestión de Cultura manifestado por Concepción Burgo, Oitavén ha defendido que "se está actuando con responsabilidad" y ha negado "ningún trato de favor" ni "ninguna transferencia a la familia Franco". La seguridad costeada por la Administración autonómica es "para el inmueble y para los visitantes, no para la familia Franco", ha argumentado.

   Jesús Oitavén ha incidido, asimismo, en que "la única realidad" es que "fue este Gobierno" --el del PPdeG-- el que abrió "por primera vez" al público el Pazo de Meirás, después de que Burgo acusase a los populares de "sumisión" y advirtiese que su actitud con este tema "dice mucho" de su "ideología"y tiene un "significado político".

CIERRE EN AGOSTO

   La parlamentaria socialista ha visto "muy triste" que un Ejecutivo "se pliegue" ante las peticiones de al familia, lo que ha ejemplificado con lo que ocurrió en el pasado mes de agosto, cuando el Pazo cerró al público coincidiendo con las vacaciones de verano.  

   El secretario xeral técnico ha replicado, a este respecto, que los turnos normales de visitas, 4 al mes --los viernes, entre las 11.00 y las 18.00 horas-- se "reforzaron" para "compensar" este hecho durante los meses de septiembre y julio de 2011, habilitando programas los jueves, un total de "33" visitas más.

   Según los datos del responsable de la consellería, el primer año de apertura del Pazo de Meirás recibió 1.240 visitantes y unos 500, precisamente, acudieron a él durante el verano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies