La Xunta limita la libertad horaria a comercios de hasta 150 metros cuadrados y a municipios turísticos que lo pidan

Actualizado 01/02/2006 14:59:57 CET

También prohibirá la venta de alcohol entre las 22.00 y 9.00 horas en establecimientos comerciales de los ayuntamientos que lo soliciten

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Xunta limitará la plena libertad horaria los establecimientos comerciales que tengan una superficie de venta de hasta 150 metros cuadrados (en la actualidad era de 300) y a los 34 municipios declarados turísticos -o en determinadas zonas de los mismos- que así lo soliciten, previa autorización de la Consellería de Industria.

Así lo recoge el anteproyecto de Lei de Horarios Comerciais de Galicia, presentado hoy por el conselleiro de Industria, Fernando Blanco, quien destacó que será una norma consensuada y que buscará conjugar los intereses del pequeño comercio con los del consumidor.

Para el resto de establecimientos, incluidas las grandes superficies, se mantienen una apertura máxima de 72 horas semanales y de ocho domingos y festivos al año. En este caso el borrador de la Ley de Horarios Comerciais de Galicia elimina la posibilidad que tenían los ayuntamientos de añadir dos festivos más en su municipio.

En contrapartida los municipios podrán decidir sustituir algunos festivos fijados con carácter general por otros que les convengan más si esta solicitud cuenta con el consenso del comercio local. Fernando Blanco puso como ejemplo aquellos ayuntamientos limítrofes con otras comunidades o con Portugal, a los que puede interesar más cambiar los días fijados para el conjunto de Galicia.

Además, para buscar el equilibrio entre el abastecimiento local y la conciliación de la vida familiar y laboral, se excluyen cinco días de la posibilidad de elección de los ocho festivos habilitados: el 1 de enero, el 1 y 17 de mayo, el 25 de julio y el 25 de diciembre. Con la misma finalidad se adelantará el cierre de los establecimientos a las 20.00 horas los días 24 y 31 de diciembre.

INSPECCIONES

Por otra parte, y para una mayor operatividad, la nueva regulación les otorgará a los ayuntamientos facultades en materia inspectora respecto a la vigilancia de aquellas infracciones que se pudiesen producir en materia de horarios comerciales, toda vez que como administraciones más próximas al ciudadano, podrán ejercer un control más eficaz.

No obstante, Fernando Blanco precisó que "la capacidad sancionadora le corresponderá a la consellería" con el fin de "tener un criterio común a la hora de fijar sanciones". Industria abre un período de 20 días para recoger aportaciones de todos los sectores y organismo implicados, para después llevar el anteproyecto al Consello de la Xunta y que la norma se apruebe en el Parlamento en el primer semestre del año.

Así, esta propuesta será consultada con las asociaciones más representativas de comercio y consumo, así como con las cámaras de comercio, antes de darle la tramitación oportuna. Este anteproyecto responde a la necesidad de establecer un nuevo régimen de horarios y de aperturas en domingos y festivos que atienda de manera adecuada las peculiaridades del sector en Galicia y garantice también en nivel necesario de oferta a los consumidores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies