La Xunta no subirá impuestos y promete analizar “año a año” más rebajas

 

La Xunta no subirá impuestos y promete analizar “año a año” más rebajas

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, en el pleno
XUNTA
Publicado 04/04/2017 13:41:12CET

   Valeriano Martínez define como "sano y sostenido" el crecimiento de Galicia pero los grupos le reprochan el "sufrimiento" por sus políticas

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ha prometido este martes que la Xunta no subirá los impuestos, sino que mantendrá las rebajas fiscales ya instauradas y analizará "año a año" la posibilidad de introducir más. Enfrente, los grupos de la oposición le han recriminado que esta disminución de los recursos públicos, unida a la "obsesión" por el cumplimiento del déficit, ha ocasionado recortes en Galicia por más de 2.000 millones de euros.

   En su comparecencia ante el pleno del Parlamento para avanzar las 10 líneas estratégicas de su departamento en esta legislatura, Martínez ha asegurado que Galicia seguirá entre las autonomías con "menos presión fiscal" para las rentas medias y bajas, después de que en 2016 se aprobasen rebajas en los gravámenes de sucesiones, donaciones y transmisiones patrimoniales, así como en el tramo autonómico de la renta, y se comenzase a implantar el programa de "impuestos cero" en el rural.

   "Queremos mantenerlo", ha profundizado, desde el convencimiento de que la reducción de cargas fiscales dinamizará otro tipo de decisiones "de carácter personal, familiar y laboral". Así, como ha explicado, se logra --por una vía diferente-- un aumento de los ingresos de la comunidad, mientras se persigue "completar la recuperación de los ciudadanos".

   Sin embargo, Noa Presas (BNG) ha convenido que sus políticas "no sirven para cimentar" la recuperación, mientras la parlamentaria socialista Begoña Rodríguez Rumbo ha requerido que se aumenten los ingresos (combatiendo el fraude fiscal y gravando más las rentas más altas) para "atender a las personas" que peor lo están pasando. "Lejos de ser una prioridad para la Xunta, fueron un daño colateral de sus políticas", ha lamentado la cercedense.

   Por su parte, Manuel Lago (En Marea) ha enumerado recortes en sanidad (306 millones de euros), educación (422), servicios sociales (213), políticas de empleo (174) e infraestructuras (514) para preguntar al conselleiro de Facenda si "de verdad" considera estas cifras "un éxito de gestión". "¿De qué presume?", ha espetado a Martínez, crítico con que los distintos gobiernos del PP utilizaron no ya "la tijera", sino más bien "la rebarbadora".

   "SUFRIMIENTO" vs "CRECIMIENTO"

   Dicho esto, los grupos de la oposición han coincidido al señalar las "desigualdades" que las políticas de austeridad decididas por el PP desde la Xunta han acarreado a los ciudadanos gallegos, con lo que han ocasionado "sufrimiento".

   Al respecto, Valeriano Martínez ha admitido que todavía persisten "colectivos" que están "sufriendo" la crisis y ha aseverado que serán su "prioridad" para poder alcanzar una recuperación económica "completa y universal".

   Con todo, ha referido que Galicia lleva tres años consecutivos creciendo, con datos "positivos" de reducción del paro y, mientras se da cumplimiento a los límites de déficit y deuda, se va alcanzando la "convergencia" con España y Europa. "¡Algo estaremos haciendo bien!", ha interpretado, antes de sostener que estos datos le sirven como "acicate" para "perseverar" en esta política que deja como resultado "un crecimiento sano y sostenido".

   "No hable de crecimiento sano y sostenido, es un insulto", le ha replicado la socialista, consciente de que "por desgracia" nuestra comunidad no cuenta con "una población sana" en términos económicos debido a las políticas puestas en marcha por el PPdeG.

   También Lago ha apuntado que Galicia es la tercera autonomía con los salarios más bajos y ha señalado carencias en los sectores primario e industrial. "La salida de la recesión se hace sobre la precariedad y la desigualdad", ha censurado, mientras Presas ha pintado "un contexto de emergencia".

   Para responder al resto de diputados ha tomado la palabra el portavoz del PPdeG en O Hórreo, Pedro Puy, quien ha negado que el suyo sea un partido "neoliberal" que se despreocupe de la situación de los ciudadanos. Es más, ha recordado que su formación no provocó la crisis, sino que "el PIB caía por encima del cuatro por ciento en el tercer trimestre de 2009", prácticamente coincidiendo con la vuelta de los populares a San Caetano.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

   Otro de los aspectos sobre los que ha reparado el conselleiro es en la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, a la que Galicia acude "guiada por la lealtad y la firmeza" para defender sus necesidades.

   Dado que el sistema actual no cuantifica el coste real de la prestación de los servicios ni pondera debidamente las características de comunidades envejecidas y de población dispersa como Galicia, ha hecho votos por que el nuevo modelo sí cubra esos gastos. La más crítica con este mecanismo ha sido la diputada nacionalista, toda vez que "no llega" para gestionar las competencias propias y "limita" el desarrollo de nuestra comunidad.

FUNCIÓN PÚBLICA

   También la situación de los funcionarios y las oposiciones han saltado al debate, después de que Martínez recalcase que el objetivo para esta legislatura es lograr la "plena estabilidad" y la equiparación de condiciones de trabajo y retributivas de todos los empleados de la administración.

   Sin embargo, sus manifestaciones no han satisfecho a la diputada socialista, quien le ha acusado de "confundir" mezclando temporalidad con interinidad. De hecho, ambos representantes públicos han discrepado sobre las tasas, pues el conselleiro ha aplaudido la "más baja" del Estado y la diputada ha respondido que es " una de las más altas".

DEUDA

   Finalmente, tras avanzar que trabajará para reducir "al entorno de los 10 días" el plazo de pago a proveedores, desde los 20 actuales, el dirigente autonómico ha destacado que Galicia fue "pionera" en "estabilizar" la deuda. Ahora, ha proseguido, el reto es "que comience a bajar" para así "gastar menos en intereses", dentro de esa estrategia de "crecimiento sano".

   Ha respondido a las acusaciones de que "Galicia tiene mucha deuda" del representante del grupo rupturista en el debate alegando que es la comunidad "donde menos creció desde 2008" y que sus cifras de endeudamiento son "sensiblemente inferiores" a la media. De hecho, la Xunta ahorró 92 millones de euros en intereses en los dos últimos años por ese control, ha apuntado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies