La Xunta permitirá abrir plantas de biomasa sin necesidad de concurso si los proyectos son rentables

Actualizado 22/10/2010 15:18:00 CET

Pretende restituir "lo que había antes del bipartito" y "hay en España", además de pedir mayor retribución para estas centrales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Industria, Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces, ha anunciado la intención del Gobierno gallego de permitir la apertura de plantas de biomasa sin la necesidad de presentarse a un concurso público en el caso de que "un promotor identifique un proyecto rentable".

Así lo ha destacado en el transcurso de la comisión de industria y energía y preguntado por el diputado popular Daniel Varela acerca de las medidas de impulso en este ámbito, a lo que el director xeral ha respondido que la Xunta "va a liberalizar el sector" mediante la derogación del decreto por el cual el anterior Gobierno reguló el proceso a través de concurso.

Con esto, ha asegurado, el Ejecutivo autonómico pretende restituir "lo que había antes del bipartito" y "lo que hay en el resto de España". Asimismo, ha resaltado la realización de un estudio "riguroso" sobre el coste de estas centrales, "con el fin de poder justificar ante el ministerio la retribución baja de esta energía".

Además de reclamar una mayor retribución económica para la energía generada a partir de biomasa, Tahoces ha defendido que el Gobierno gallego ya ha adoptado medidas para el fomento de esta alternativa.

Al respecto, ha señalado la modificación de la Ley de suelo de Galicia para permitir la instalación de estas centrales en suelo rústico de protección forestal, con el objetivo de "acercar" las plantas al combustible.

En la anterior legislatura, el proceso de autorización era "muy largo", ha censurado, por lo que ha explicado que el permiso recae en la actualidad sobre los ayuntamientos, responsables de asignar las licencias.

CRÍTICAS A LA "CONTRADICCIÓN PERMANENTE" DEL GOBIERNO

Durante su intervención, el responsable autonómico en materia energética ha defendido la "dificultad" de las Comunidades Autónomas para elaborar políticas "serias y realistas" en este campo, en el que ha criticado la "inseguridad del marco regulativo" que generan medidas del Gobierno central "permanentemente contradictorias".

A mayores, ha hecho alusión al Plan nacional de energías renovables para el periodo 2005-2010, que fijaba como meta alcanzar los 1.695 megavatios en este año. En junio de 2010, la producción se situaba en 684, ha apuntado Tahoces.

Así, ha concluido lamentando un ritmo de crecimiento de "menos de tres megavatios por año" en la Comunidad gallega, al pasar de 32 a 49 en el citado periodo, lo que supone un incremento de 17 megavatios "en todos estos años".