La Xunta rebaja la previsión de crecimiento a entre el 1,1% y el 1,3% para Galicia en el próximo ejercicio

A conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, reunirase con representantes d
XUNTA/CONCHI PAZ
Actualizado 17/10/2011 17:02:39 CET

Los sindicatos critican la falta de concreción de Facenda y la patronal pide no reducir inversión y sí en gasto en administraciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, ha avanzado que la previsión de crecimiento de la economía gallega para 2012 recogida en los presupuestos será de entre el 1,1% y el 1,3%, por debajo del 1,5% estimado inicialmente, debido a las revisiones a la baja que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional aplicaron a las proyecciones españolas.

Fernández Currás ha comparecido ante los medios tras mantener una reunión de más de una hora con representantes de los sindicatos UGT, CC.OO. y CIG y un encuentro de unos diez minutos con el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, para abordar la elaboración de los presupuestos para el próximo ejercicio, que serán aprobados este martes en un Consello de la Xunta extraordinario.

La conselleira se ha referido a que la cifra de gasto estará en el entorno del techo aprobado por el Parlamento gallego (9.172 millones de euros) y ha indicado que confía en que, "al menos, la destrucción de empleo terminó", aunque no se creen nuevos puestos de trabajo. Precisamente este ha sido uno de los puntos destacados por los sindicatos, que han considerado que con las cifras esbozadas, el presupuesto no permitirá la recuperación del mercado laboral.

Por su lado, el presidente de la patronal ha recordado que la capacidad de gasto estará en niveles de 2006 y ha advertido contra la caída de inversiones productivas en un momento de crisis, puesto que es "cuando las inversiones públicas son importantes para la creación de riqueza y empleo". Asimismo, ha insistido en que "todavía tienen que hacer muchos recortes" en el gasto las administraciones gallegas, tanto la Xunta como diputaciones y ayuntamientos, aunque ha aclarado que no se refiere al gasto social.

Fontenla ha calificado de "honor" que Galicia haya sido la primera comunidad con una ley de disciplina presupuestaria, pero ha avisado de que "el cinturón de los empresarios, igual que el del resto de los ciudadanos gallegos, está ya en los últimos agujeros". "No tenemos donde apretar más", ha ilustrado.

En sus declaraciones, Fernández Currás ha considerado que el 2,3% de crecimiento para España en 2012 "nadie se lo cree" y ha argumentado que el FMI prevé un 1,1% y la Comisión Europea anuncia una previsión del 0,8%. Por ello, tras defender que Galicia mantiene un diferencial positivo con el Estado de dos décimas, expuso que el Gobierno gallego está "a punto" de cerrar la cifra definitiva para la comunidad y que estará entre el 1,1% y el 1,3%.

Preguntada acerca de si será suficiente para crear empleo, la conselleira ha respondido que "la ortodoxia dice que por debajo del 1,5% no se crea empleo", pero ha argumentado que se trata de estimaciones "hechas en circunstancias normales", mientras que Galicia lleva dos años "de un ajuste largo y profundo del paro y el mercado de empleo". "Podríamos incluso pensar en que, al menos, la destrucción de empleo terminó", ha afirmado, por lo que espera que no aumente el desempleo en 2012.

En cuanto al gasto corriente, ha sostenido que la Xunta "hizo un esfuerzo importante de contención de los gastos de funcionamiento" y ha atribuido las peticiones de Fontenla en este sentido a "una crítica general dirigida a otros". En cualquier caso, ha manifestado que no está "satisfecha" y apuesta por "trabajar más en esta línea".

"CELEBRAR" QUE HAY PRESUPUESTOS

Fernández Currás ha dicho que "la primera cifra" que hay que "celebrar" es que Galicia tenga presupuestos para el año que viene, dado que otras comunidades "hablan bien de prórroga, bien de retrasar la presentación". Así, ha replicado a las críticas de los sindicatos por el retraso en la convocatoria y la falta de información que la razón para no hacer la reunión hasta este lunes fue la petición de convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que el Estado comunicó el pasado viernes que no se celebrará por el momento.

La Xunta quería, ha continuado, una ratificación por parte del Gobierno central de las cifras del sistema de financiación, que es alrededor del 75% de los ingresos para Galicia. Al hilo de ello, ha defendido que la comunidad "hizo un esfuerzo de transparencia del marco en el que se elabora el presupuesto" con la aprobación del techo de gasto, con el que "todos los agentes políticos y sociales pueden saber las líneas generales".

A su juicio, es "una buena noticia" que el presupuesto se mantenga estable respecto a 2011, pues significa que "esta comunidad hizo lo que tenía que hacer, que es adaptar la estructura de gasto a los niveles de ingreso". En relación al recorte para cubrir los 243 millones del Fondo de Cooperación que el Estado no transfirió, Fernández Currás ha insistido en que los proyectos a los que afecta "están concretados porque están plasmados en una retención de crédito" y que cada departamento debe dar cuenta de los suyos.

"NI UN SOLO DATO"

Los representantes sindicales de las tres organizaciones presentes, Maica Bouza (CC.OO.), Domingo Barros (UGT) y Ramiro Oubiña (CIG), han criticado que la Xunta no haya dado datos concretos de las cuentas para 2012. "La verdad es que salimos sin un solo dato", ha dicho Bouza, que se ha declarado "francamente preocupada". "Con esa previsión de crecimiento económico no se va a crear empleo y no se habló de políticas de empleo", ha censurado.

Además, ha indicado que la conselleira trasladó que no se prevén cambios fiscales "sustanciales". "Sin inversión pública ni ingresos adicionales pensamos que no son los presupuestos que necesitamos en este momento", ha resumido.

Mientras, Domingo Barros ha señalado que Fernández Currás ha expuesto que no habrá ajustes inmediatos significativos ni hay previstos "recortes en servicios públicos básicos". "Dicen que van a seguir primando los servicios sociales y van a mantener la estabilidad en la inversión y que van a evitar las discrepancias interpretativas que dieron lugar posteriormente a la desaparición de partidas", ha apuntado y ha considerado que creer en estas afirmaciones es cuestión "de fe".

El representante de la CIG ha reclamado a la Xunta que tome las cuentas de 2012 "con mucho rigor", por la situación del empleo y ha preguntado si el Gobierno reflejará en sus partidas la cobertura social que, en parte, dejará de hacer la obra social de las antiguas cajas. "Lo único que demuestra es que esto de las reuniones con los sindicatos es una tomadura de pelo y en absoluto se pretende crear un escenario en el que podamos opinar", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies