La Xunta será "beligerante" para reclamar una revisión de los regímenes de visitas de maltratadores

Xunta concentración crimen Oza-Cesuras
EUROPA PRESS
Publicado 10/05/2017 13:24:49CET

   El Gobierno gallego en pleno, encabezado por Núñez Feijóo, guarda un minuto de silencio para mostrar su "conmoción" por la muerte del menor

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   La Xunta de Galicia será "beligerante" para reclamar una revisión del sistema de custodia y de los regímenes de visitas en caso de maltratadores o padres condenados por violencia, una propuesta que ya llevó al Gobierno central en el mes de marzo y que se acentúa tras la muerte de un menor de 11 años en Oza-Cesuras, supuestamente a manos de su padre.

   Así lo ha dicho la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, en declaraciones a los medios tras participar junto con los restantes miembros del Gobierno gallego, encabezados por su presidente, Alberto Núñez Feijóo, en un minuto de silencio por el crimen.

   En este sentido, López Abella se ha mostrado "absolutamente" de acuerdo con la necesidad de revisar los regímenes de visitas en casos de violencia de género o agresiones, algo que también ha reclamado la Defensora del Pueblo.

   De hecho, ha recordado que ya en el mes de marzo la Xunta trasladó a la comisión activa en el Senado para lograr un Pacto de Estado en materia de violencia de género un documento con peticiones gallegas entre las que se encontraba la "revisión legislativa en materia de custodia en caso de maltratadores o padres condenados por violencia de género".

   Del mismo modo, ha dicho López Abella, Galicia está "trabajando directamente en el Observatorio de Violencia de Género estatal" y en las comisiones técnicas, "incidiendo en que es necesaria esta y otras modificaciones para mejorar la atención y la previsión de este tipo de casos".

   La secretaria xeral de Igualdade ha considerado "muy importante" estar "en alerta desde todos los puntos de vista" para evitar casos como estos que "sangran a una comunidad" y "duelen especialmente", ya que, ha recordado "los padres tienen el deber, incluso por ley, de proteger y atender a sus hijos".

TELÉFONO DE ALERTA

   Tras "lamentar profundamente" la muerte del niño, López Abella ha insistido en que los menores que sufran situaciones de violencia o de malos tratos tienen un teléfono a su disposición para pedir ayuda.

   Al mismo tiempo, ha incidido en la importancia de que las personas que sufran violencia "denuncien para que los cuerpos de seguridad y las instituciones puedan actuar".

   López Abella mantuvo en la mañana de este miércoles una conversación con la concejala de Igualdad de A Coruña, Rocío Fraga, que se encuentra "consternada", para poner todos los recursos de la Xunta a disposición de la familia de la víctima, que ya se encuentra atendida por equipos de psicólogos.

   También el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, ha querido expresar en palabras el apoyo de la Xunta a la familia de la víctima y el "dolor de la sociedad" tras el crimen.

   El conselleiro ha mostrado su confianza en que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "esclarezcan la totalidad de los hechos" y en que "todo el peso de la ley caiga sobre las personas que desarrollan este tipo de conductas".

   Los integrantes del Gobierno gallego, acompañados de funcionarios y con Alberto Núñez Feijóo a la cabeza, han guardado un minuto de silencio ante la entrada principal de la Xunta en San Caetano en memoria del menor fallecido y para mostrar su repulsa por este tipo de actos. Al finalizar, han prorrumpido en aplausos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies