Xunta y sindicatos aportan datos contradictorios sobre la participación en la 'reválida' de 3º

Actualizado 30/05/2017 15:27:44 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La celebración de las pruebas de diagnóstico de 3º de primaria, las llamadas 'reválidas', ha provocado un nuevo baile de cifras entre la Xunta y las organizaciones que llamaban al 'boicot' contra este modelo, que calculan la abstención del alumnado en un 40 y en un 80 por ciento, respectivamente.

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria ha destacado la "normalidad" con la que se está desarrollando estas pruebas, que continuarán este miércoles, elevando la participación a más del 60 por ciento del alumnado matriculado en este curso, según "estimaciones provisionales".

En este sentido, el departamento dirigido por el conselleiro Román Rodríguez ha reiterado que la evaluación es el "fruto de un acuerdo unánime" entre las comunidades autónomas, que se realiza en el conjunto de centros educativos y cuyos resultados "no tienen efecto sobre el expediente académico de los niños".

"Deben entenderse como una herramienta metodológica más que complementa a la evaluación continua", ha defendido, insistiendo en que permiten obtener "información comparada del sistema educativo para poder diseñar programas de mejora más adecuados a las posibles carencias que se puedan detectar".

Desde la Plataforma Galega en Defensa do Ensino no lo tienen tan claro y critican que estos exámenes "someten al alumnado a un estrés innecesario" y "ponen en cuestión el trabajo del profesorado".

La entidad que aglutina a organizaciones como CIG-Ensino, Anpas Galegas o el BNG, entre otras, rechaza los datos de la Xunta y eleva al 80 por ciento las familias que decidieron no enviar a sus hijos a clase durante la celebración de la 'reválida'.

"Agradecemos a las familias el esfuerzo realizado para volver a evidenciar su oposición a la Lomce", ha señalado, destacando la "contundente respuesta" a este modelo que "introduce los fundamentos del neoliberalismo competitivo y segregador".

Por ello esperan que, "a la vista de los datos", la Xunta "no continúe con la mentira y acepte que estas pruebas lo único que diagnostican, de manera democrática y contundente, es la oposición de las familias, de la comunidad educativa y de la sociedad en su conjunto a que se siga aplicando la Lomce", ha destacado Anxo Louzao, portavoz de la entidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies