Zarrías se declara "cansado" de los "agravios" de Feijóo, del que critica su discurso "plañidero" y su gobierno "inepto"

Gaspar Zarrias
EP
Actualizado 04/03/2011 14:55:31 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, ha afirmado este viernes que el Gobierno central está "cansado" de "recibir permanentemente agravios" del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al que ha advertido de que "su discurso plañidero no va a ningún sitio" y del que ha criticado su Ejecutivo "insolvente, incapaz e inepto".

En declaraciones a los medios tras una visita a la remodelación de varias calles del ensanche compostelano con fondos del Plan E, Zarrías ha lamentado el "memorial de agravios" contra Galicia que de nuevo este jueves esgrimió el mandatario autonómico al recordar que tiene pendiente una reunión con el jefe del Ejecutivo estatal, José Luis Rodríguez Zapatero, para abordar el catálogo priorizado de fármacos, el futuro de Novacaixagalicia y el cumplimiento del sistema de financiación.

"Me parece que el memorial de agravios no se corresponde con la realidad", ha opinado, para recomendar a Feijóo que, como "responsable público", deje de "mirar para otro lado cuando surgen problemas" y "se ponga a trabajar para intentar solucionarlos". "No puede ser que cuando se hacen las cosas mal o con planteamientos sectarios, la culpa se eche al Gobierno de la Nación", ha sentenciado.

Dicho esto, ha recordado que la Xunta "tiene competencias prácticamente en todas las cuestiones que afectan a sus ciudadanos", por lo que ha exigido a Feijóo que sea "serio y coherente" y "se dedique a ejercer sus competencias y a hacer lo que tiene que hacer". "Para eso está ahí", ha enfatizado, para advertir de que estar "permanentemente mirando hacia otro sitio" sólo conduce "a la melancolía".

"Por ese camino nadie va a salir ganando", ha incidido el secretario de Estado, para concluir que "desgraciadamente" los que saldrán "perdiendo" serán los ciudadanos gallegos, que tienen "un Gobierno insolvente, incapaz, inepto y, que como no es lo suficientemente competente para resolver los problemas, tiene que mirar hacia otro lado".