Armadores gallegos ven un "grave error" con consecuencias económicas "irreparables" el paro en el Gran Sol

Actualizado 24/10/2007 22:13:32 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Armadores de Puerto de Celeiro han calificado de "grave error" con consecuencias económicas "irreparables" la Orden Ministerial publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 11 de octubre que establece para lo que queda de año un cese temporal obligatorio de 30 días de la actividad pesquera en los límites geográficos de la Comisión de Pesca del Atlántico Nordeste (Gran Sol)

Estos armadores informaron hoy de que han puesto en marcha todos sus recursos para tratar de consensuar con el Ministerio una nueva redacción de la orden. Con el objetivo de alcanzar un acuerdo, Puerto de Celeiro ha remitido a la ministra de Agricultura Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, una carta en la que le solicita una reunión urgente.

Este colectivo insistió en que la citada orden del MAPA no encuentra justificación en razones de conservación de los recursos pesqueros, "toda vez que los últimos estudios científicos certifican el buen estado de los caladeros", argumentó.

En particular, se refirió al más reciente, el informe del ICES, publicado el pasado 19 de octubre, "que propone un aumento del 3% en las cuotas de merluza para 2008". "No puede hablarse, por tanto, deparo biológico", aseveraron estos armadores.

De igual modo, Puerto de Celeiro tampoco encuentra justificación, a una "supuesta necesidad" de evitar el agotamiento del esfuerzo pesquero. Así, esgrimió que la flota de Celeiro dispone de una media de 238 días de actividad autorizada por buque, según comunicación de la Dirección General de Recursos Pesqueros del pasado 26 de septiembre, razón por la cual la flota se encuentra desplazada de su puerto base y con intención firme de seguir operando en aguas irlandesas y británicas, sin regresar a España hasta fin de año.

Finalmente, estos armadores insistieron en que la disponibilidad de cuotas de pesca hace "injustificable-2 la parada decretada. En concreto, consideraron que la citada orden "menoscaba y daña los legítimos derechos de Puerto de Celeiro".

Por ello, alertaron que, de no llegar a modificarse, el cese de la actividad supondría para Puerto de Celeiro "graves pérdidas" económicas, puesto que el paro se produce en una época en que la demanda y los precios de la merluza alcanzan sus mayores cotas tras haberse producido este verano "caídas históricas" en las cotizaciones del pescado fresco.

Ante esta situación, Puerto de Celeiro, al igual que ARPESCO y otras entidades representativas del sector, anunciaron que están preparados para utilizar "todos los recursos a su alcance", incluidos los jurídicos, para defender los legítimos derechos e intereses de su flota.

Finalmente, Puerto de Celeiro reiteró su compromiso con la pesca sostenible y la preservación del medio ambiente, "una política que pone de manifiesto en su liderazgo en el proyecto Peixe Verde, destinado a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2 en los barcos de pesca, además de otros proyectos orientados a la conservación de caladeros de altura y bajura, la protección de aves marinas y la adecuada gestión de los residuos sólidos urbanos generados en la lonja".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies