El buque vigués apresado en Irlanda podrá abandonar el puerto esta tarde, una vez resuelto el pago del aval

Actualizado 18/05/2012 20:01:39 CET

VIGO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El pesquero vigués 'Nuevo Confurco', que fue apresado por las autoridades irlandesas acusado de irregularidades en sus mallas, podrá abandonar esta tarde el puerto de Castletown, una vez que se ha tramitado el pago del aval exigido, que era de unos 65.000 euros.

Fuentes de la Cooperativa de Armadores de Vigo (Arvi) han explicado a Europa Press que este viernes se han podido resolver "las formalidades exigidas por las autoridades judiciales irlandesas en lo que se refiere a las garantías bancarias" que se pedían. Por ello, el barco "podrá hacerse a la mar" esta misma tarde, "en cuanto se informe formalmente al patrón de que los trámites están resueltos".

El pesquero, que estuvo retenido en el puerto irlandés de Castletown, fue acusado de no tener iguales los lados de la malla --que es romboidal--, si bien desde Arvi insisten en que la propia normativa indica que los lados han de ser "aproximadamente iguales".

En ese sentido, destacan que las mallas "salen de fábrica iguales" pero que, con el arrastre, los nudos de la red acaban moviéndose del sitio y por eso a veces puede haber pequeñas diferencias, que están contempladas en el reglamento, pues en él se habla de que sean "aproximadamente iguales".

El pesquero vigués 'Nuevo Confurco' faena en el Gran Sol y pertenece a la armadora Herederos de Manuel González Parada. Su tripulación está compuesta por una decena de personas.