Un comprador evita que las mariscadoras de la Ría de Pontevedra devuelvan a mar 160 kilos de almeja

Actualizado 28/12/2006 16:53:13 CET

PONTEVEDRA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La aparición en el último momento de un comprador evitó que las mariscadoras de la Ría de Pontevedra devolvieran al mar 160 kilos de almeja fina, extraídos durante la jornada de ayer.

Ante los bajos precios que alcanzó este producto en la lonja, las mariscadoras decidieron retirar de la subasta 160 kilos de almeja, que hoy pensaban resembrar en las playas de la Ría de Pontevedra.

Sin embargo, "apareció un comprador que compró el bivalvo al mismo precio que se vendió ayer en lonja, en torno a 50 euros el kilo para la almeja fina de categoría extra", según indicó el patrón mayor de la cofradia San Telmo de Pontevedra, Miguel Pazos.

El dirigente del pósito pontevedrés, que insistió en achacar la situación de "saturación del marcado" a la llegada masiva de este producto desde fuera de Galicia, viene reclamando la denominación de origen o en su caso una "marca de calidad que diferencie nuestro producto del de fuera".

Pazos tiene claro que "a precios competitivos siempre es mejor comer una almeja de aquí que de Italia o Francia", los países que en mayor proporción contribuyen a superabastecer el mercado de almeja foránea "aunque en muchas ocasiones se vende como si fuera de aquí", señaló Miguel Pazos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies