La Eurocámara tumba la prórroga que permitía a la flota española pescar en aguas de Marruecos hasta febrero

 

La Eurocámara tumba la prórroga que permitía a la flota española pescar en aguas de Marruecos hasta febrero

Actualizado 14/12/2011 15:54:03 CET

El acuerdo actual ofrece 36 millones anuales a cambio de 119 licencias, cerca de 100 para barcos andaluces, canarios y gallegos

SANTIAGO DE COMPOSTELA/BRUSELAS, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha tumbado este miércoles la prórroga provisional que permitía a la flota comunitaria, fundamentalmente barcos españoles, faenar hasta finales de febrero de 2012 en aguas gestionadas por Marruecos. Además reclama que si Bruselas negocia un nuevo régimen pesquero con Rabat, éste incluya condiciones más estrictas y transparentes sobre el Sáhara occidental y sobre las condiciones medioambientales y económicas de tal convenio.

La opinión de la Eurocámara sobre la prórroga que se aplicaba de manera interina desde el pasado febrero es de carácter vinculante, por lo que este voto supone que los barcos de la Unión Europea tendrán que cesar su actividad "de forma inmediata" en los caladeros afectados. La ratificación de la prórroga ha recibido 326 votos en contra, 296 a favor y 58 abstenciones.

El acuerdo actual ofrece 36,1 millones de euros anuales a Marruecos a cambio de 119 licencias de pesca, cerca de un centenar de ellas para barcos españoles; andaluces y canarios en su mayoría, pero también gallegos.

Las dudas de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo respecto al respeto de los Derechos Humanos de la población del Sáhara Occidental y otras polémicas por el impacto medioambiental del acuerdo y por su poca rentabilidad económica para la UE habían retrasado hasta ahora la votación de la prórroga. Pese a todo, los buques europeos han seguido faenando en la región en virtud de un acuerdo provisional entre Bruselas y Rabat.

Se trata de una muy mala noticia para España, país de la Unión Europea con más barcos en la zona y que siempre ha defendido el valor comercial y económico de este pacto, además de destacar que Marruecos es un socio estratégico para los intereses comunitarios, no sólo en relación a la pesca sino a otras áreas como inmigración.

La Comisión Europea tiene ahora que informar a la otra parte que la Unión Europea no acepta el acuerdo y buscar con Rabat una solución alternativa, ya que los pescadores europeos llevan nueve meses pescando bajo las condiciones del acuerdo que acaba de quedar anulado.

SÁHARA Y DERECHO INTERNACIONAL

El vicepresidente del grupo de Los Verdes en la Eurocámara y representante de ICV, Raül Romeva, ha celebrado el sentido del voto porque haber respaldado la prórroga "hubiera ido en contra del Derecho internacional y supuesta una bofetada a los derechos del pueblo saharaui" y, además, considera que también hay razones ecológicas y económicas para rechazar el convenio. "La rentabilidad del acuerdo se ha demostrado el peor de los de este tipo y supone un despilfarro para las cuentas europeas", ha dicho en un comunicado.

Romeva afirma que Marruecos negocia con unos recursos "que no le pertenecen" y "viola el Derecho internacional" al ignorar la voluntad de la población de la ex colonia española, que reclama ser excluida del acuerdo. También denuncia la sobrepesca en las aguas que cubre el actual acuerdo, pese a que la flota comunitaria únicamente debería poder capturar "excedentes".

También el eurodiputado Willy Meyer (IU) ha celebrado que el voto de este miércoles "hace justicia con el pueblo saharaui en cuanto a la ilegalidad del actual acuerdo" y ha recordado en un comunicado que la Eurocámara ya pidió en 2006 que se consultara a la población saharaui antes de negociar con Rabat los términos de un régimen pesquero.

Además de esta decisión, la Eurocámara ha aprobado una resolución con sus orientaciones de cara a nuevas negociaciones que vaya a emprender la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, para acordar un nuevo pacto con Rabat. El pleno se ha mostrado favorable a entablar nuevas conversaciones, pero pide garantías de que el eventual nuevo acuerdo beneficiará directamente a las poblaciones locales, esto es, del Sáhara occidental.

También tendrá que negociar verdaderos beneficios económicos para la Unión Europea y que la parte marroquí informará en detalle del estado de los stocks pesqueros y se controlará que las capturas de la flota comunitaria sean excedentes, según el texto.

A este respecto, Meyer ha dejado claro que cuando se lancen las nuevas negociaciones, el grupo de Izquierda Unitaria "seguirá oponiéndose a que en el mismo se incluyan las aguas territoriales del territorio no autónomo, pendiente de descolonización del Sahara Occidental".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies