Pesca.- La investigación sobre la muerte de un marinero del Lucero Uno señala que faltaba seguridad para usar el aparejo

 

Pesca.- La investigación sobre la muerte de un marinero del Lucero Uno señala que faltaba seguridad para usar el aparejo

Imagen del 'Lucero Uno' y lugar del accidente
CIAIM
Publicado 04/02/2015 19:25:38CET

El informe de la Ciaim concluye que no llevaba el chaleco salvavidas que había abordo, ni tenía el apoyo de otros tripulantes para el lanzado

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim), dependiente del Ministerio de Fomento, ha emitido el informe relativo al suceso que afectó a un marinero del buque 'Lucero Uno' --con base en Cedeira (A Coruña)-- que falleció después de caer al mar arrastrado por su aparejo, en el que apunta que "no se adoptaron medidas de protección" para proceder a lanzar el arte de pesca, a pesar de "tratarse de una actividad de riesgo".

Esta accidente tuvo lugar el 21 de agosto de 2013, después de que el hombre cayese al mar a una milla de San Andrés de Teixido, en Cedeira (A Coruña), arrastrado por su aparejo del 'Lucero Uno', aunque sus restos mortales no fueron encontrados hasta meses después.

Así, el informe de la Ciaim determina que "no se adoptaron medidas de protección colectiva" en la zona de largado del aparajo, pese a "tratarse de un lugar de trabajo provisto de riesgo". De este modo, determina una serie de consejos que hubieran aumentado la seguridad como no efectuar la maniobra de largado un solo hombre, pues "siempre debe estar otro tripulante cerca" o, en su defecto, que el patrón supervise la acción.

De hecho, indica que "no existía personal suficiente que permitiera ayudar inmediatamente en caso de producirse un accidente, o el personal existente a bordo no se encontraba en disposición de ayudar, sino dedicado a sus labores". Además, faltaban ayudas que facilitaran la vigilancia y la comunicación.

También apuesta esta comisión por asegurar estas maniobras mediante el uso de carreteles con freno para aumentar la posibilidad de aguantar la tensión del arte. Con todo, reconoce que la utilización de carreteles "no es una práctica habitual en la pesca con artes de enmalle".

Asimismo, propone dotar la cubierta de maniobra de pasillos para acceder y abandonar la zona de forma "rápida y segura"; así como realizar los avisos durante la maniobra mediante un pulsador que haga sonar un timbre en el puente. Para ello, aboga por reducir el ruido de los aparatos del puente lo máximo posible durante las maniobras de virado y largado.

Junto a esto, la Ciaim remarca que el procedimiento de largado del arte "debería producirse con mayor contención", esperando que el buque aminorase su velocidad.

NO SE UTILIZARON CHALECOS SALVAVIDAS

Uno de los puntos sobre los que hace hincapié esta comisión de investigación es que "no se utilizaron los chalecos", que "eran los mejores equipos de protección individual para aminorar las consecuencias de una caída al mar", a pesar de que "se encontraban abordo".

"En el caso de que el tripulante hubiera tenido puesto el chaleco de trabajo, el empuje generado con el disparo del dispositivo habría podido permitir su liberación de la cala o, en el caso más pesimista, la recuperación de su cuerpo", agrega la Ciaim.

A esto se une que la tripulación "no era partidaria" de colocarse los chalecos de trabajo de los que disponían porque "eran incómodos y susceptibles de engancharse a las redes". Finalmente, subraya que "la evaluación de riesgos laborales del buque no estaba bien realizada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies