El ISSGA realiza un estudio epidemiológico para detectar y prevenir enfermedades entre las mariscadoras

 

El ISSGA realiza un estudio epidemiológico para detectar y prevenir enfermedades entre las mariscadoras

Mariscadora
EUROPA PRESS
Actualizado 09/11/2011 19:36:35 CET

Participan en el proyecto 1.077 profesionales de 23 de las 45 cofradías gallegas

A ILLA DE AROUSA (PONTEVEDRA), 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (ISSGA) está desarrollando un estudio epidemiológico en el que participan más de 1.000 mariscadoras de 32 cofradías gallegas y que tiene por objeto contribuir a detectar como enfermedades profesionales una serie de dolencias que padece este colectivo, así como extraer una serie de recomendaciones para asesorarlas en materia de prevención.

Un avance de las conclusiones de este estudio, que todavía no se ha concluido, ha sido presentado este miércoles en la Cofradía de Pescadores San Xulián, de la localidad pontevedresa de A Illa de Arousa.

La directora de esta instituto, Adela Quinzá-Torroja, explicó que participan en este proyecto 1.077 mariscadoras de 32 de las 45 cofradías gallegas que cuentan con marisqueo a pie, así como también, en "menor porcentaje", algunas 'redeiras' y percebeiros, personas a las que se les ha realizado un reconocimiento médico especializado, así como un análisis de su historia clínica.

Quinzá-Torroja explicó asimismo que hasta la fecha solo cuentan con los resultados de 957 de las 1.077 reconocimientos previstos, y que por ello lo presentado este miércoles es un avance, al mismo tiempo en que hizo hincapié la "amplitud de la muestra" que abarca a cerca del 30% de las mariscadoras gallegas, y por ello consideró que sus resultados serán "muy fiables y muy reales".

La responsable del ISSGA destacó que en este sector "altamente feminizado" --según los datos presentados el 97% de las mariscadoras son mujeres, con una edad media de 52 años-- precisa de una "especial protección", y ha definido como "importantísimo" que sus resultados contribuyan tanto a "cambiar actitudes" que mejoren la salud de este colectivo, como a la declaración de enfermedades profesionales, ya que "a veces no son reconocidas como tales" sino que pasan como "enfermedades comunes", cuando las ventajas que obtendrían con esta declaración son "muy importantes".

A este respecto, la jefa médico del ISSGA, Nieves Lorenzo, explicó que este instituto está "desarrollando un sistema" que permita que, cuando las mariscadoras le comuniquen al médico de atención primaria que padecen una dolencia "que pueda estar relacionada con su actividad laboral", salte una "alarma" en el programa informático que emplea el Sergas, y esta "sospecha de enfermedad profesional" sea remitida por vía electrónica a la inspección sanitaria.

Lorenzo reconoció también que "en las estadísticas no se ven reflejadas" estas patologías relacionadas con esta actividad profesional, y por ello mostró el deseo del ISSGA de que estas "afloren", ya que, además, las prestaciones que percibirían las afectadas "son muchos más beneficiosas", que si se les diagnostica una enfermedad común.

AFECCIONES DETECTADAS

Lorenzo hizo alusión además a que los "riesgos" de este colectivo pasan por los "trastornos ergonómicos", debido a la "carga física" de un trabajo que se realiza con "movimientos repetitivos y posturas forzadas", y en el que además, las trabajadoras "están expuestas a otros agentes físicos", como la humedad, el frío, la lluvia o la exposición solar.

Según relató esta doctora, los reconocimientos médicos fueron realizados con unos "protocolos específicos" que estaban principalmente centrados en el "sistema músculo-esquelético", que es "donde se centraban fundamentalmente los dolores" de las mujeres evaluadas.

A este respecto, explicó que las mariscadoras manifestaron en este estudio haber padecido dolores en la columna, afecciones en el cuello, en la zona cervical y en los hombros o dolores articulares en las rodillas, así como patológicas en el túnel carpiano.

Lorenzo indicó que el 49% de las participantes en este estudio manipulaban en su trabajo cargas de entre 10 y 20 kilos de media, y que el 61% lo hacían sin la ayuda de un carro o un flotador en el agua.

Por ello, hizo énfasis tanto en el valor de ayudarse de estos sistemas, como de mantener la postura correcta, y de realizar un calentamiento previo y estiramientos al acabar la jornada para destensar las articulaciones.

GUÍA DE VIGILANCIA

Por otra parte, Quinzá-Torroja también mostró en esta presentación la intención del ISSGA de que este estudio tenga continuidad en el futuro, para poder "ver cómo evolucionan" las patologías detectadas. Asimismo, anunció que en 2012 elaborarán, conjuntamente con los institutos del País Vasco, Cantabria y Asturias, una guía de vigilancia de la salud para el marisqueo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies