Los mariscadores de Celeiro piden indeminizaciones por las pérdidas que le causó el Ostedijk al no poder faenar

Actualizado 01/03/2007 12:10:44 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La flota de bajura y cerco que trabaja en las aguas de la Illa Coelleira, frente a la costa de Viveiro, han iniciado los trámites para pedir indemnizaciones por las pérdidas que le ha ocasionado los diez días en los que el buque holandés 'Ostedijk' estuvo fondeado en esta zona para proceder a la operación de enfriamiento de parte de las 6.012 toneladas de fertilizante NPK triple 15 que estaban en fermentación debido a su descomposición.

Así lo confirmó a Europa Press, el patrón mayor de Celeiro, Domingo Rei, quien precisó que, en total, son unas 12 embarcaciones las que no pudieron faenar en la zona mientras duraron las tareas de enfriamiento.

En concreto, el patrón mayor de Celeiro indicó que fueron un total de 10 embarcaciones del cerco y otras dos que trabajan con miños las afectadas por esta falta de actividad y que se dedican sobre todo al centollo, pescado variado y pulpo.

Domingo Rei recordó que esta medida ya le fue anunciada a la conselleira de Pesca, Carmen Gallega, en la reunión que mantuvo con el sector cuando se iniciaron los trabajos de enfriamiento de la carga. "Nosotros le comentamos que lo normal sería que se compensase a la gente por los días que perdieron por algo externo a ellos", indicó.

Por ello, la flota afectada ya se ha dirigido a la Delegación de la Consellería de Pesca en Lugo para iniciar los trámites para solicitar estas indemnizaciones por pérdidas, cuya cuantía el sector todavía desconoce. "Habrá que mirar vales anteriores y documentación sobre capturas habituales en esta época", se limitó adelantar Domingo Rei.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies