Miembros de la Cofradía de A Illa realizan patrullas nocturnas para evitar la presencia de furtivos

Actualizado 09/02/2007 15:25:19 CET

A ILLA DE AROUSA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los integrantes del cabildo que gobierna la Cofradía de A Illa de Arousa están realizando patrullas nocturnas por mar con embarcaciones, mientras que tierra emplean vehículos particulares y a pie, para evitar la presencia de los furtivos en sus concesiones.

Las patrullas las llevan a cabo los socios con sus propios medios, a diario durante la noche en las distintas concesiones marisqueras "como refuerzo a la vigilancia privada", según explicó a Europa Press el patrón mayor, Benigno Chaves.

"En principio la intención del cabildo es seguir manteniéndolas". reconoció el patrón isleño, sobre todo en este momento, en que se está con la época de siembra y se quiere evitar que los furtivos esquilmen la almeja que se está sembrando.

Esta intensa vigilancia permitió la identificación de un grupo de ocho furtivos, de nacionalidad extranjera, en la zona de A Canteira, en las proximidades del puente isleño donde se ha realizado una intensa siembra de producto durante los últimos días.

Chaves recordó que no están obligados a hacer patrullas nocturnas, pero advirtió de que se ven en la "necesidad" de hacerlo, "por precaución". Por ello, no descartó que, tras lo sucedido en la jornada de ayer, "se incremente la vigilancia".

El patrón mayor isleño indicó que este tipo de patrullas nocturnas las realizan "siempre" como complemento a la vigilancia con la que cuentan, en contacto con Inspección Pesquera y Guardia Civil," y siempre dentro de nuestras concesiones y posibilidades".

Benigno Chaves afirmó que, a pesar de que la cofradía tenga una vigilancia propia o se realice algún tipo de control oficial sobre las concesiones marineras "eso no quita que hagamos nuestras propias patrullas".

Los socios del cabildo se distribuyen en grupos que recorren las concesiones marisqueras de A Illa siempre en contacto con los vigilantes y las fuerzas del orden. De hecho, explicó que, descubrieron a los últimos furtivos, avisaron a Guardia Civil y a Inspección Pesquera "que son los que tienen potestad para actuar sobre ellos".

No obstante, reconoció que, en este momento, los ánimos están un poco caldeados" por lo que no descarta que se refuercen las patrullas para evitar la presencia de más furtivos. El patrón de A Illa espera que grupos como el desarticulado en la jornada pasada en la zona de A Canteira, "no vuelva a actuar aquí" y apostó porque "no se registren más incidentes ni problemas".

La presencia de patrullas y vigilantes en A Canteira permitió la identificación de este grupo de furtivos a los que se les incautaron 160 kilos de almeja. La Guardia Civil les abrió el correspondiente expediente administrativo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies