Patronas gallegas afirman estar preparadas y piden a los armadores "confianza" y contratos en el sector pesquero

 

Patronas gallegas afirman estar preparadas y piden a los armadores "confianza" y contratos en el sector pesquero

Presentación proyecto Redmar en Vigo
Europa Press
Publicado 17/12/2013 16:03:48CET

El proyecto 'Redmar' da un paso hacia la posible la inserción de la mujer en el sector aunque señala que implicaría adaptar los barcos

VIGO, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Patronas gallegas han afirmado este martes estar preparadas para trabajar en el sector pesquero y han solicitado la "confianza" de los armadores para que las contraten.

Así lo han trasladado a los medios de comunicación durante la presentación de las conclusiones sobre el proyecto 'Redmar', por el que una mujer se embarcó durante los primeros meses de este año en un buque de pesca de gran altura. Se trata de un programa por el que se ha visto que hay posibilidades de inserción de las mujeres en las tareas de a bordo, aunque ello exigiría cambios en la habitabilidad de los barcos.

El acto, que ha tenido lugar en el edificio de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo, ha contado con la presencia del presidente de Fundamar, Javier Touza; el director de Ordenación Pesquera del Magrama, Andrés Hermida; el presidente de la Organización de Productores de Buques Congeladores de Merlúcidos, Cefalópodos y Especies Varias (OOPC-3), Álvaro Martínez; y la directora UMAR-Azores y representante de la red europea de mujeres en la pesca y acuicultura (Aktea) Clarisse Canha.

Además, al evento han acudido la patrona de gran altura María González y la patrona de litoral Paula Usera han asegurado que es "viable" que las mujeres trabajen en la pesca. Así, Usera ha indicado que "tanto marineros como patrones conocen la existencia" de las mujeres que trabajan en el mar y las apoyan.

"Necesitamos la confianza de los armadores, que nos den la oportunidad, nos contraten y podamos hacer también los días de mar en la pesca. Somos fuertes, tenemos los estudios, las titulaciones que nos piden, hablamos inglés, estamos preparadas y tenemos muchas ganas", ha aseverado Usera.

Asimismo, en relación al posible rechazo que pudieran percibir de los hombres que se dedican a la profesión, la patrona de litoral ha comentado que se sienten "acogidas" y reciben "apoyo por parte de los marineros y patrones", que las aceptan "como uno más". "Siempre nos encontraremos algún hombre que le cuesta entenderlo, pero es sólo un obstáculo que tenemos que salvar", ha concluido.

DOS MESES EN ALTA MAR

La bióloga Ascensión Fernández ha sido la mujer elegida para participar en el proyecto 'Redmar' --que busca promover la igualdad de oportunidades en el sector de la pesca-- por el que ha estado embarcada entre enero y marzo de este año en el Percaberbés Dos --pesquero de arrastre de 60 metros de eslora--, faenando en el Northwest Atlantic Fisheries Organization (NAFO).

Así, ha destacado de su experiencia que los hombres "no tienen inconveniente" en la incorporación de la mujer y que, aunque "se nota la diferencia generacional" en la mentalidad de los marineros, "la gente mayor también ha cambiado".

El cometido de Fernández ha sido relatar su experiencia y valorar la incorporación de la mujer en esta profesión. "Podemos estar en cualquier puesto de trabajo. Es duro. pero lo recomiendo, a la que le guste que lo intente porque no hay ningún problema por diferencia de géneros", ha concluido la bióloga, que aunque ya se había embarcado anteriormente, hasta ahora sólo lo había hecho como observadora.

Por su parte, Canha ha explicado que "la mujer siempre ha estado en el sector pesquero, pero invisible", aunque "en los últimos años se ha dado un cambio". De hecho, sobre la experiencia de tener una mujer a bordo, el capital del Pescaberbés Dos ha subrayado que "no hubo ningún problema de integración" y que, de hecho, "debería haber mujeres --en la profesión--, igual que las debería haber en todo".

ADAPTAR LOS BARCOS

Aunque Fernández ha aseverado que recomendaría la experiencia, ha señalado que es necesario "mejorar la habitabilidad" y adaptar los barcos a las mujeres, por ejemplo, "a la hora de tener los aseos compartidos".

En esta línea, durante la presentación se expusieron distintas opciones de modificación de los barcos existentes para adaptarlos en aras de que las mujeres se incorporen al trabajo en alta mar. Para ello, sería necesario reformar los camarotes y, especialmente, los aseos, lo que precisaría de entre 21.600 y 26.600 euros de inversión.

Respecto a ello, Canhas ha expresado su "incomodidad" por que llevar a mujeres a bordo implique gastar dinero, aunque ha recordado que esto es así porque se trata de una profesión tradicionalmente masculina en la que los barcos "han sido preparados para hombres". Por ello, ha indicado que hay que cambiar las costumbres y, "si las mujeres van a bordo, será un avance muy grande porque, cuando se integran las mujeres, se produce un cambio en la sociedad".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies