Portugal compra el 95% de la anguila que se captura en la ría de Vigo, que ronda los 30.000 kilos por campaña

Actualizado 03/07/2010 19:46:15 CET

Las 32 embarcaciones autorizadas para la pesca de esta especie tendrán que someterse a un paro de tres meses impuesto por la UE

PONTEVEDRA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 95 por ciento de las capturas anuales de anguila en la ría de Vigo, que va de 20.000 a 30.000 kilos, se destina a compradores de Portugal, que en los dos últimos años han incrementado un cinco por ciento el volumen de sus adquisiciones. La Asociación de Naseiros Alvedosa ha firmado un convenio con los importadores portugueses, que fija un precio por kilo para toda la campaña y garantiza la comercialización del producto.

"Somos de los pocos colectivos que venden la práctica totalidad de las capturas antes de pescar", ha señalado el presidente de Alvedosa, Antonio Álvarez. A los "naseiros" les gustaría "que se consumiera más anguila en Galicia", donde actualmente solo se queda un cinco por cineto de la producción. "Y de la poca que se consume aquí, la mayoría procede de piscifactorías o del extranjero", ha subrayado y, por ello, ha pedido la intervención de las autoridades.

En los últimos años han realizado varias acciones para promocionar su consumo, como folletos de recetas gastronómicas. La principal medida para resolver los problemas de mercado fue la organización de la Festa da Anguía, que se celebra este fin de semana en Pontesampaio (Pontevedra) y que este año alcanza la décimo quinta edición. Y aunque el sector "no tiene necesidad de buscar mercado", ya que la gran parte de las capturas se destinan al mercado portugués, Alvedosa la mantiene "para seguir la tradición".

Para la XV Festa da Anguía se han reservado 750 kilos de esta especie, que se podrán degustar de varias maneras: en empanada, frita, guisada o en escabeche. Entre las novedades destaca que se dispondrán dos piscinas con anguilas vivas, para que los asistentes conozcan de cerca el producto.

Se trata de una especie "delicada" a la que afectan las circunstancias del ecosistema en el se desarrolla. Por tanto, "todo perjudica", asegura Antonio Álvarez: desde la contaminación de la ría, hasta los rellenos realizados en la franja de la costa para construir infraestructuras viarias, pasando por la instalación de embalses sin escalas, que les impiden remontar el río para completar su ciclo vital. A pesar de todo, los marineros van manteniendo el ritmo de capturas.

PARO BIOLÓGICO

Sin embargo, la Asociación de Naseiros Alvedosa, que agrupa a marineros de Pontesampaio, Arcade, Cesantes, Redondela y Vilaboa, se queja de cuando la actual campaña finalice el 30 de noviembre, no podrán reanudarla hasta el 1 de marzo, al haber impuesto la Unión Europea (UE) un paro biológico obligatorio para la anguila. Antonio Álvarez atribuye esta medida a que "Alemania y Holanda esquilmaron esta especie y ahora tenemos que pagar justos por pecadores".

Así, en la ría de Vigo faena sólo un número fijo de 32 embarcaciones autorizadas para la captura de la anguila. Los marineros dedicados a esta arte habían establecido un descanso semanal de 48 horas para mantener el equilibrio de la especie. La decisión de la UE afectará al volumen de capturas de la próxima campaña al reducir las jornadas de trabajo; para compensar, los barcos tendrán que dedicarse al marisqueo.

Precisamente, ante la detención de marineros de Vigo, Redondela y Portonovo en la Operación Abuelo, por el uso ilegal de dinamita para la pesca, el presidente de Alvedosa ha expresado la "gran sorpresa" de los "naseiros" ante este caso, al creer que ese método estaba erradicado. Antonio Álvarez espera que, en caso de demostrarse los cargos contra los imputados, "se les retire la licencia de pesca para siempre".

En declaraciones a Europa Press, Álvarez ha expresado su preocupación por la imagen del sector, que queda "emborronada" ante los consumidores. También se ha mostrado preocupado por los efectos de las cargas explosivas en el mar, cuya onda expansiva "se multiplica por veinte" en el medio acuático, lo que perjudica "no sólo a la anguila sino a todas las especies, provocando una masacre", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies