Stolt Sea Farm asegura que su planta acuícola en Porto do Son respeta el medio ambiente y no daña el hábitat

Actualizado 04/08/2006 20:50:51 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La multinacional gallega Stolt Sea Farm garantizó que la nueva planta de rodaballo y lenguado que pretende ubicar en Porto do son está "alejada" del Castro de Baroña y respeta el medio ambiente, "al igual que el resto de granjas marinas de la empresa", y no entorpecerá este hábitat natural.

De este modo y a través de un comunicado, contestó las declaraciones realizadas por el presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, quien mostró su "sorpresa" ante la decisión adoptada por la Xunta de Galicia de permitir la implantación de Stolt Sea Farm en Porto do Son (A Coruña) ya que, según explicó, se trata de un enclave próximo a zonas de playa y al Castro de Baroña.

Asimismo y ante la acusación de Sousa de que la Xunta "discrimina" a Pescanova frente al capital noruego, Stolt Sea Farm advirtió de que es una multinacional gallega, donde sus empleados son gallegos y, en su mayoría, vecinos de las zonas en las que se ubican las plantas en Galicia.

El grupo recordó que lleva más de 20 años liderando el mercado mundial de producción de rodaballo y anunció que la nueva grana de producción de rodaballo y lenguado colocará a Galicia como "pionera" en el sector del lenguado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies