Unanimidad en la Cámara para pedir la anulación de "beneficios arancelarios" a la conserva de atún de Filipinas

Recurso de atún
REUTERS/TONY GENTILE
Publicado 04/02/2015 13:34:30CET

Los grupos critican que este país pueda exportar pese a la "competencia desleal" que suponen las condiciones de la producción

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La comisión de pesca del Parlamento gallego ha aprobado por unanimidad --con los votos a favor de PP, PSOE, AGE y BNG-- una iniciativa con la que demanda la anulación de lo que los diputados califican como "beneficios arancelarios" por parte de la conserva de atún procedente de Filipinas.

El acuerdo ha sido fruto de una transacción entre los populares y los socialistas --que habían presentado una enmienda al texto-- y requiere, en concreto, que la Xunta de Galicia se dirija a la Comisión Europea a los efectos de eliminar "beneficios arancelarios" de este sector conservero del país insular del sudeste asiático.

El portavoz del PPdeG en materia pesquera, José Manuel Balseiro, ha enmarcado esta reclamación, que ya fue abordada en la Cámara autonómica en anteriores ocasiones, dentro de la defensa de los intereses del sector gallego.

Después de que, finalmente, Filipinas haya accedido al sistema de preferencias generalizadas --que le permite exportar al mercado europeo numerosos productos sin aranceles, entre ellos la conserva de atún--, Balseiro ha denunciado las condiciones laborales y sanitarias en las que se fabrica en aquellas islas.

Asimismo, ha criticado "incumplimientos" en relación con los requisitos para "prevenir, desalentar y eliminar" la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

El diputado ha señalado que el "proceso" de incorporación de Filipinas al mercado europeo "aún no terminó en su totalidad" y ha visto "razonable que se introduzcan criterios" relativos a esta pesca ilegal. "No tiene sentido que tenga beneficios arancelarios cuando está vulnerando los convenios y hay sanciones en materia de pesca ilegal", ha incidido.

En este sentido, ha abogado por "competir, pero siempre y cuando se realice en pie de igualdad y con idénticas reglas de juego", por lo que considera que "no se le puede dar vía libre" a un país para exportar "mientras es responsable de prácticas ilegales que perjudican al sector gallego".

MÁS DE 70.000 TONELADAS

Por su parte, el socialista José Ramón Val ha coincidido en mostrar "preocupación" ante el acuerdo, pues, con un arancel del 24%, los filipinos ya exportaban unas 4.000 toneladas de conserva de atún.

Sin él, ha apuntado que las estimaciones del sector sitúan en más de 70.000 toneladas las que puedan llegar al mercado europeo, y esto, en "unas condiciones totalmente distintas a las que está sometida la conserva europea" en cuanto a sanidad, condiciones laborales y pesca ilegal.

Mientras, la diputada de Alternativa Eva Solla ha mostrado su respaldo a esta solicitud relativa al sector conservero, pues Galicia se encuentra ahora en "desigualdad" y la eliminación de aranceles es "obviamente favorable para Filipinas".

El nacionalista Daniel Rodas ha criticado, en su turno, que la Unión Europea "se pasa por el forro todo tipo de cuestiones", al permitir la exportación sin arancel en una "clara competencia desleal" de Filipinas.

Sin embargo, ha afeado a Balseiro la iniciativa, al entender que supone "tomarle el pelo a los gallegos", puesto que los populares, como partido en el Gobierno, a su juicio, lo que tienen que hacer es "trabajar un poco más" y, "cuando se va a Bruselas, no ir allí a vender humo".

NAUFRAGIOS

Por otra parte, en el desarrollo de la misma comisión, también este miércoles, el voto en contra del Partido Popular ha evitado que saliesen adelante otras cuatro proposiciones no de ley, sobre seguridad en el mar (presentada tanto por el PSdeG como por el Bloque), competencias en el ámbito pesquero (BNG) y el plan de gestión del pulpo (PSOE).

A raíz de los naufragios sufridos por marineros gallegos en 2014, los grupos socialista y del BNG han reclamado al Gobierno gallego la adopción de medidas, al tiempo que han acusado al PP de otras como la "privatización" del servicio de salvamento y la eliminación de la póliza colectiva de seguros en el mar. AGE, sobre este extremo, ha alertado de que la situación "deja bastante que desear".

Por su parte, la popular Marisol Piñeiro ha defendido que la seguridad marítima es "una de las máximas prioridades" del Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo, y ha negado privatización ni que se le esté cobrando a profesionales del mar por los rescates. "Tráigame un solo caso y me como la instrucción. Me la como", ha llegado a decir, sobre la orden que incluyó cambios en este servicio.

PULPO

En cuanto al plan del pulpo, el socialista José Ramón Val ha trasladado las alertas lanzadas por el máximo responsable de las cofradías de pescadores gallegas, mientras el nacionalista Daniel Rodas ha asegurado que las medidas técnicas aprobadas "lo único que hacen es parchear" el problema de la falta de recurso, para lo que Eva Solla ha apostado por elaborar estudios científicos.

Tanto Val como Rodas han apuntado a las paradas biológicas subvencionadas, a lo que Balseiro ha respondido que "la problemática del pulpo no pasa por subvencionar paradas biológicas". Además, ha reivindicado que el plan en marcha "funciona", para lo que ha esgrimido los datos relativos a capturas y facturación de la campaña de 2014-2015, en comparación con los dos anteriores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies