La Xunta defiende convertir "la amenaza" arancelaria del sur de Asia "en oportunidad" para el sector conservero

Actualizado 05/05/2008 16:05:50 CET

Apuesta por "romper la estacionalidad de ciertas especies" y potenciar la "trucha, salmón, pez espada, algas y erizos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Estrutura e Mercados da Pesca de la Xunta, José Manuel López, aseguró hoy que el sector conservero gallego "no debe ver como un peligro" la reducción arancelaria para los productos del sureste asiático -del 24 al 7 por ciento-, sino abordarlo como si se tratase "de una oportunidad".

En su comparecencia en comisión parlamentaria, López precisó, no obstante, que "el tema de la reducción arancelaria está ahí" y se observa "con preocupación, pero también con cierta esperanza" de que "el sector reaccione y trate de responder con innovación, diversificación y nuevos productos". "Y creo que va por el buen camino", celebró.

El alto cargo de la Consellería de Pesca realizó esta evaluación durante la presentación del 'Plan Estratéxico da Conserva 2007-2013', que contará con más de 150 millones de euros de ayudas públicas y que, en colaboración con la iniciativa privada, pretende movilizar 300 millones para consolidar el liderazgo europeo de esta actividad.

José Manuel López reconoció que el elevado grado de dependencia de la gran distribución "es una de las debilidades del sector" y recurrió a la máximo "si no puede con el enemigo, únete a él" para apostar "por estrategia de unión" para acometer "problemas comunes". "Hablar con los productores y con los distribuidores y que las dos partes ganen algo", resumió.

El director xeral explicó que la marca blanca, que "concentra el 54 por ciento del volumen de conservas y el 44 por ciento del valor", dejó "de ser algo temeroso" para el consumidor, pues ya "está acreditada tanto por calidad como por precio".

EL FUTURO PASA POR LA INNOVACION.

Tras realizar un diagnóstico de la situación del sector, López animó a los conserveros "a dejar de ver la innovación como algo ajeno", pues "el futuro pasa por ahí" para lograr "ser competitivos" y les instó a apostar por "la diferenciación, con nuevos sabores, formatos y productos", pues ya cuentan "con una imagen y calidad" acreditadas.

Además, el plan propone medidas "para incentivar la productividad y romper la estacionalidad de ciertas especies" y, dada la gran dependencia de los túnidos (el 65 por ciento), potenciar las conservas en base "a trucha, salmón, pez espada, algas e, incluso, erizos".

López igualmente incidió en la conveniencia de que el sector conservero "compatibilice el mantenimiento empresarial y del empleo en Galicia" con el necesario proceso "de internacionalización" en la "búsqueda de nuevos mercados" y recordó que el plan, consensuado con Anfaco, cuenta con una Comisión de coordinación y con un observatorio que evaluará cada seis meses cómo va su implantación.

Galicia es la tercera potencia mundial en el sector conservero, por detrás de Tailandia y China, y concentra el 80 por ciento de la producción en España, con unos 12.000 empleos y casi 1.000 millones de euros de valor de producción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies