La Xunta instala terminales en lonjas para suprimir burocracia e impulsar la trazabilidad de productos pesqueros

Actualizado 24/08/2010 16:01:06 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consellería do Mar ha resaltado la apuesta por impulsar la trazabilidad de los productos pesqueros en las lonjas con la instalación de los terminales del proyecto 'Ticpesc', que permiten obtener los documentos relacionados con la actividad diaria de la pesca, de la acuicultura y primera venta, con el fin de "suprimir burocracia".

Así lo ha explicado la conselleira do Mar, Rosa Quintana, en la presentación en Fisterra (A Coruña) de uno de estos terminales, con los que cuentan seis puertos de Galicia.

Actualmente disponen de estos terminales los puertos de Bueu, Cedeira, Cariño, Cambados, O Grove y Fisterra, aunque la intención de la consellería es extenderlos a todos con el objetivo de "prestar un servicio de 24 horas del día durante los 365 días del año" con el fin de que los usuarios "tengan a su disposición los documentos necesarios para su actividad en cualquier momento del día".

Los usuarios de estos terminales, según ha explicado Mar, son los profesionales del sector pesquero --armadores, mariscadores y acuicultores debidamente acreditados-- y podrán utilizarlos "incluso cuando la lonja esté inactiva".

"Buscamos mejorar la trazabilidad. Este proyecto viene a reflejar todo lo que decimos que vamos a hacer: reducir trámites burocráticos y mejorar todo lo que podamos la comercialización", resaltó Quintana.

Entre las ventajas de la aplicación, la Xunta apuntó las relacionadas con la innovación, la agilidad y la eficacia del sistema de emisión de documentos, un mayor control de la trazabilidad y el respeto medioambiental, reduciendo el consumo del papel.

Todo ello pudo ser comprobado, según la consellería, en un periodo de prueba piloto durante este año en el que Mar distribuyó cerca de 250 tarjetas 'Ticpesc' electrónicas a diferentes usuarios para verificar el funcionamiento de los terminales.

AMPLIACIÓN

Mar indicó que trabaja en la ampliación del número de terminales en 22 puertos más, con el objetivo de que a principios de 2011 estén operativos en diferentes puertos gallegos unos 30 terminales y que a lo largo del próximo año se implanten en la mayoría.

El concurso para la ampliación del número de terminales está en fase de redacción-licitación y saldrá por un importe de 192.000 euros, lo que supondrá que cada terminal instalado tendrá un coste aproximado de 8.700 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies