La Xunta reitera que llevará a los tribunales el principio de estabilidad relativa

Actualizado 24/05/2013 17:20:44 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario xeral do Mar, Juan Carlos Maneiro, ha reiterado este viernes que la Xunta ya anunció que está dispuesta a llevar a los tribunales el principio de estabilidad relativa si no se modifica en la política europea. "Esta es la verdadera barrera a nuestros intereses pesqueros", ha destacado.

Maneiro se ha pronunciado de este modo en respuesta a una pregunta formulada por la diputada socialista Marisol Soneira en la Comisión permanente non lexislativa de asuntos europeos. "Iremos a los tribunales", ha garantizado, pero ha dicho que es necesario esperar a ver cómo se plasma en la reforma de la política pesquera común (PPC).

Además, ha indicado que la Xunta trabaja en las medidas "transitorias" que habría que establecer en caso de que se inicie efectivamente un pleito y durante el tiempo que éste tarde en resolverse.

Soneira había llamado la atención en su pregunta acerca de que los topes de capturas llevan a que los marineros gallegos "tiren por la borda, no algo que no tiene salida en el mercado, sino algo que no tienen permitido pescar". En los movimientos ecologistas, ha añadido "hay de todo" y ha pedido no transmitir la idea de que los marineros "son desaprensivos que tiran por la borda lo que no tiene valor comercial".

Maneiro ha defendido que las decisiones se basan en estudios científicos, aunque ha admitido que no siempre tienen la mejor calidad y ha apostado por respaldar estos análisis sobre el estado de los caladeros.

'TRAGOVE'

Soneira ha preguntado también por el estado en el que se encuentra el proceso iniciado por la Xunta para reclamar a la Cofradía de Cambados la devolución de 84.000 euros recibidos en concepto de ayuda para la construcción del buque 'Tragove'. La socialista ha advertido de que "llueve sobre mojado" y de que el PP "en algunas zonas del país tiene amistades muy peligrosas", en alusión al patrón mayor de este pósito.

El secretario xeral ha explicado que la convocatoria de ayudas a la que se acogió la construcción del barco es de 2009 y ha indicado que una vez construido, las inspecciones técnicas determinaron que se había producido "una sobrevaloración" de los costes de financiación, por lo que la Xunta inició el proceso para reclamar la devolución parcial de ayudas, concretamente de 84.000 euros.

La última resolución en este sentido es del 2 de mayo y ratifica la reclamación del Gobierno gallego. Con ella se agota la vía administrativa, pero aún está abierta la posibilidad de recurrir ante la propia conselleira do Medio Rural e do Mar o de acudir a la vía contencioso-administrativa. "Habrá que esperar el fin del proceso para fijar las responsabilidades tanto en el ámbito administrativo como contencioso", ha señalado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies