La Xunta reprueba que se aventuren hipótesis sobre pago de rescates porque no beneficia a las negociaciones

Actualizado 24/04/2008 17:57:56 CET

Confirma que la tripulación está "bien" y confía en una resolución "rápida y satisfactoria" a través de las gestiones diplomáticas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Pesca y Asuntos Marítimos, Carmen Gallego, reprobó hoy las hipótesis surgidas en torno a cantidades y pagos exigidos de rescate por parte de los secuestradores del 'Playa Bakio', ya que advirtió de que "no conducen" a ningún tipo de beneficio para la liberación ni las negociaciones.

Carmen Gallego hizo este reproche tras ser preguntada en una entrevista en la Radio Galega, recogida por Europa Press, por informaciones que apuntan a que los piratas ya han exigido un millón de euros para liberar a los 26 tripulantes, entre los cuales hay ocho gallegos y cinco vascos.

La conselleira consideró que lo "más importante" en este momento es que la tripulación se encuentra "bien" y que la actividad diplomática está "desplegada" en "todos los frentes", con la que espera que se llegue a una "resolución rápida y satisfactoria".

En concreto, destacó que existe un dispositivo de medios técnicos --en referencia a los aviones y a la fragata 'Mendez Núñez' que se desplaza a la zona-- y contactos diplomáticos no sólo con el Gobierno somalí sino con países como Francia y Estados Unidos, "que prestan apoyo y colaboración a todo el despliegue que el Gobierno de España realiza".

Por su parte, recordó que, como miembro de la 'célula de seguimiento e información' que preside el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el teniente general Félix Sanz Roldán, traslada toda la información a las familias de la tripulación gallega, "con los que hablo todos los días", remarcó.

DESÁNIMOS.

Mientras tanto, cumplidos cuatro días del secuestro, los ánimos parecen que empiezan a minarse entre la tripulación y los familiares, tal y como se infiere de la conversación que pudo mantener hoy el patrón del 'Playa Bakio', el gallego Amadeo Álvarez, con su familia.

"Ahora mismo estmos fatal, muy mal, aquí y allí", admitió su hija, Rosa Álvarez, después de que su padre no ocultase su desánimo cuando habló telefónicamente la mañana de hoy con su mujer, Angelines Mariño, a quien reconoció que las cosas "no estaban bien" y veía "mal la situación".

Una interpretación de los acontecimientos que la familia atribuyó a que "empiezan a pesar" los cuatro días de secuestro, tal y como apuntó una amiga de la familia a Europa Press.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies