Pescanova firma el lunes el acuerdo para la planta en Portugal, que producirá 7.000 toneladas de rodaballo al año

Actualizado 05/01/2007 21:20:30 CET

Xunta y el grupo gallego siguen adelante con las alternativas en Xove y Ribadeo a la planta de Cabo Touriñán

SANTIAGO DE COMPOSTELA/MADRID 5 (Reuters/EP)

Pescanova anunció que el próximo lunes firmará el acuerdo para instalar en la localidad portuguesa de Mira una planta de acuicultura con una inversión de 140 millones de euros.

En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía de alimentación señaló que prevé que la planta, especializada en la cría, engorde y procesamiento de rodaballo, tenga una producción de 7.000 toneladas al año.

Asimismo, resaltó que el proyecto contará con ayudas del Gobierno portugués que podrían llegar hasta el 50 por ciento. El acuerdo se firmará el próximo lunes en Lisboa, en la sede del Ministerio de Economía portugués.

SIGUEN ADELANTE LOS PROYECTOS EN LA COSTA LUCENSE

A pesar de este proyecto en el país vecino, Pescanova y la Consellería de Pesca siguen adelante con los dos proyectos acuícolas en Xove y Ribadeo (Lugo), alternativos a la planta de engorde de rodaballo que la multinacional gallega tenía previsto localizar en Cabo Touriñán en Muxía (A Coruña) y que fue paralizado por la Consellería de Pesca por tratarse de un espacio protegido por Red Natura.

Así lo confirmaron a Europa Press fuentes de la Consellería de Pesca, quienes aseguraron que la Administración gallega y la multinacional continúan trabajando en estos dos proyectos, para los que ya Pescanova ha presentado informes. Además, recordó que cuentan con el "visto bueno" del Gobierno gallego --tras ser autorizados por el Consello de la Xunta del 27 de julio-- y ambas actuaciones están presupuestadas.

Por estos motivos, Pesca descartó que los posibles "proyectos de expansión" que el grupo gallego pueda tener en otros lugares dentro o fuera de Galicia --en referencia a esta planta de producción de rodaballo en costas de Mira, en Portugal-- "tengan algo que ver" con la decisión tomada por la Xunta de paralizar la planta que Pescanova tenía previsto construir en Cabo Touriñán, autorizada por el Gobierno Fraga, por estar planeada en un espacio Red Natura.

Así, insistió en que, en contrapartida se le ofrecieron otros nueves lugares alternativos, de los que Pescanova seleccionó finalmente los dos en los que están trabajando conjuntamente.

Los proyectos alternativos son la ampliación de la granja marina de pescados planos en Playa Lago (Xove), con una inversión de 17 millones de euros, y otra planta acuícula en Penedo do Corvo en Piñeira (Ribadeo).

La ampliación de la granja en Playa Lago cuenta con informes favorables de su localización como de incidencia supramunicipal por parte de la Dirección Xeral de Urbanismo de la Consellería de Política Territorial, abarca una superficie de 35.967 metros cuadrados.

En Penedo do Corvo, en Piñeira, en el municipio de Ribadeo, se ubicará una granja marina de pescados planos, con una inversión de más de 42,5 millones de euros.

Esta planta acuícola ocupará una superficie de 270.706 metros cuadrados y también cuenta con un informe favorable de incidencia supramunicipal de la Dirección Xeral de Urbanismo de la Consellería de Política Territorial.

Estas ubicaciones alternativa son producto de la revisión del Plan Sectorial del Parques de Tecnoloxía Alimentaria por parte de las consellerías de Pesca, Medio Ambiente y Política Territorial con el objetivo de modificar aquellos proyectos localizados en zonas consideradas de Red Natura, buscando otras ubicaciones que no sean perjudiciales ni para el medio ambiente ni para el paisaje de Galicia.