El sushi reflota a la firma Isidro de la Cal, que prevé aumentar un 80% su negocio

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El sushi reflota a la firma Isidro de la Cal, que prevé aumentar un 80% su negocio

Planta de procesado de sushi de Isidro de la Cal
ISIDRO DE LA CAL
Publicado 19/11/2016 14:16:18CET

   El grupo, con 70 millones de deuda, crea una firma con el negocio innovador y cuadriplicará la producción de comida japonesa en 2017

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El sushi como solución a los problemas económicos que afrontó una empresa familiar del sector pesquero en plena crisis. Así se plantea el futuro para Isidro de la Cal, que se fundó en 1952 en A Coruña y que en 2013 atravesó serias dificultades por un elevado volumen de deuda.

   Isidro de la Cal, tradicionalmente dedicada a la comercialización de productos a granel --tiene cinco plantas de acuicultura: tres de trucha, una de rodaballo y otra de besugo, junto a una unidad especializada en cigala--, obtiene a día de hoy el 90% de sus ingresos del valor añadido, según destaca, en declaraciones a Europa Press, su director de marketing, Miguel Cabado.

   Así, los platos envasados, los 'microondables' y las bandejas de comida japonesa, entre otros productos, han dejado en un segundo plano lo que antes suponía el 85% de su facturación.

   De hecho, el grupo, en pleno proceso de reestructuración, ha escindido una empresa --que se denominará Isidro 1952, como la marca que la empresa ya utiliza desde junio de este año-- para encargarse de la parte de negocio más innovadora.

   La constitución de Isidro 1952 está pendiente de homologación, tras su presentación la semana pasada en el juzgado, y los responsables de la firma esperan que en diciembre ya esté aprobada.

   Precisamente fue este año cuando la compañía inauguró la que se reivindica como la mayor planta de procesado de sushi de España, en Cambre (A Coruña). Actualmente elabora 250.000 piezas semanales pero multiplicará por cuatro su nivel de producción en 2017, ante el elevado número de peticiones, hasta el millón de piezas a la semana.

RENOVACIÓN DE AVALES DEL IGAPE

   Con todo, el grupo todavía acarrea una deuda de 70 millones de euros, que aspira a ir saneando en los próximos ejercicios conforme se materialice el proceso de reestructuración.

   Actualmente, la facturación asciende a unos 50 millones al año, y las estimaciones que maneja la dirección pasan por subirla un 80% en los próximos tres años, de manera escalonada.

   Entre sus operaciones figuran 12,73 millones de euros en dos avales pendientes de formalizar del instituto gallego de crédito (Igape), los dos concedidos en julio de este año, por 9,1 y 3,62 millones de euros.

   Esta cuantía se corresponde con el riesgo vivo que mantenía Isidro de la Cal de los 3 millones avalados por el Gobierno gallego en julio de 2008 y de los 11,43 de marzo de 2009, por lo que Economía e Industria asegura que los nuevos avales "no suponen incrementar el riesgo asumido por la Xunta".

   "En el momento de formalizarse, cancelan de forma automática los avales concedidos en 2008 y 2009", destacan fuentes de la consellería consultadas por Europa Press.

   Así las cosas, la compañía reivindica su "viabilidad" futura en base a un "cambio radical" que pivotó sobre el cambio de dirección (efectuado en 2013), que implicó la puesta en marcha de un plan de negocio diferente, que apuesta por el gran consumo y la presencia en grandes superficies.

   El objetivo de renovación en el 'mix' del producto ya está "cumplido", según resalta el director de marketing, y ahora está por ver cómo responde el mercado. Por el momento, el sushi genera buenas expectativas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies