La Asociación Española de Spas apela a la unidad de sector y centros tradicionales para afrontar la crisis

 

La Asociación Española de Spas apela a la unidad de sector y centros tradicionales para afrontar la crisis

Actualizado 10/04/2010 19:24:33 CET

PONTEVEDRA 10, (EUROPA PRESS)

La Asociación Española de Balnearios Urbanos y Spas considera que una de las medidas para avanzar "en tiempos de crisis" es "aunar esfuerzos" en el sector, junto con los balnearios tradicionales y los centros de talasoterapia. Según esta entidad, en los últimos diez años se pasó de un centenar de establecimientos en toda España a más de 300, y de 450.000 usuarios habituales a más de 6 millones.

Pontevedra acoge hoy la décima asamblea de esta organización, cuyo presidente, Antonio Pastor, considera que "hay reticencias" por parte de los establecimientos tradicionales --balnearios termales y centros de talasoterapia-- a la incorporación al mercado de los spas y balnearios urbanos: "Hay quien no ha valorado con suficiente visión positiva nuestra aportación", dijo, pese a que consideró que a lo que contribuyen estos centros de más reciente creación es a generar "bastante más cifra de consumidores", indicó Pastor.

Ante la crisis, los asistentes a la jornada intercambiaron experiencias e impresiones de cara al futuro inmediato. "Saqué ideas buenísimas de lo que están haciendo en Andalucía o Cataluña", explicó María José Magdaleno, del Balneario Urbano de Pontevedra.

A la Asociación Española de Balnearios Urbanos y Spas, creada hace cinco años, pertenecen unos 70 socios, de los cuales una veintena son agentes industriales, proveedores de materiales y consultorías afines a un sector "joven", de unos diez años, desde su puesta en marcha. Así, el mensaje que este colectivo dirige a la sociedad se basa en "el uso del agua como medio para obtener bienestar".

ENFOQUE TURÍSTICO

En este sentido, Antonio Pastor defiende el enfoque turístico de esta actividad, argumentando que el 80% de los spas están en hoteles. "Cualquier hotel que se precie, de tres a cinco estrellas", señaló el presidente de la Asociación, "va a tener un spa incorporado en su carta de servicios, como un reclamo más" para los visitantes.

En cuanto a los clientes de este tipo de establecimientos, Pastor explicó que "antes eran personas de más de 60 años o con alguna dolencia, mientras que ahora es gente de todo tipo, jóvenes y familias, que no van a curarse específicamente". Según datos de la Asociación, el 89% de los usuarios de balnearios van a "relajarse, disfrutar y ganar en calidad de vida y bienestar", añadió.

NEGOCIO "COMPLEMENTARIO"

Precisamente, el aumento de usuarios lo atribuye a que "se han creado tantos centros que la gente se ha metido en un consumo al que no estaba acostumbrada". No obstante, y en relación las "reticencias" que percibe por parte de los centros convencionales, Antonio Pastor insiste en que los balnearios urbanos y spas "no son demérito para nada de los otros", sino "complementarios", en tanto existen "interrelaciones" entre ambos y "lo que beneficia a uno, beneficia a todos y lo mismo con lo que perjudique".

A diferencia de los balnearios tradicionales, que utilizan agua mineromedicinal, y de los centros de talasoterapia, que recurren al agua del mar, los balnearios urbanos y spas trabajan con agua de la red. Aún así, estos últimos dan "toda clase de servicios que tiene el agua a nivel de relajación, tanto por presión como por temperatura", precisó Antonio Pastor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies