El Camino de Santiago refuerza la seguridad de los peregrinos esta Semana Santa

Dispositivo especial para Semana Santa en el Camino de Santiago
XUNTA
Publicado 26/03/2018 16:47:41CET

Estará compuesto por motoristas de Tráfico y del Seprona, así como por caballos y agentes de Seguridad Ciudadana

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Camino de Santiago refuerza la seguridad de los peregrinos durante esta Semana Santa con un nuevo dispositivo especial, que ha sido presentado este lunes en Pedrafita do Cebreiro (Lugo).

El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, ha explicado que el dispositivo estará compuesto por motoristas de la agrupación de la Guardia Civil de Tráfico y del Seprona, así como por caballos del escuadrón de caballería y agentes de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana.

En el acto también participaron la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro; el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro y el gerente del Xacobeo, Rafael Sánchez.

El Gobierno central pondrá en marcha este refuerzo a través del plan de seguridad jacobea 2018, mediante más presencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado e intensificando los servicios de seguridad y atención ciudadana en todos los itinerarios que componen el Camino de Santiago.

En las labores de seguridad participa activamente la Policía Autonómica, que despliega patrullas en los caminos de Santiago a lo largo de todo el año, con especial atención al Camino Francés. Su labor de vigilancia hará especial hincapié, en colaboración con Patrimonio, en el control de negocios ilegales.

COLABORACIÓN ENTRE ADMINISTRACIONES

Durante el acto, Nava Castro ha puesto en valor la colaboración entre administraciones para "sumar medios en el objetivo conjunto de garantizar la seguridad de los peregrinos", especialmente en puntos más vulnerables.

La Xunta, aseguró, trabaja por esta seguridad "de manera permanente", con acciones paralelas en distintos ámbitos, según señala el Gobierno gallego a través de una nota de prensa.

De acuerdo con el comunicado remitido por la Delegación del Gobierno, el año pasado se contabilizaron más de 300.000 peregrinos que fueron atendidos por más de 1.000 agentes. También en 2017, según apunta, se registró un descenso del 40% en infracciones penales registradas en las distintas rutas.