El tratamiento contra el dolor de espalda 'NRT' que aplica el Ib-Salut se convierte en referente internacional

Actualizado 05/01/2007 14:26:38 CET

PALMA DE MALLORCA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) - -

El modelo de implantación contra el dolor de espalda y cervicales que ha adoptado la Conselleria de Salud y Consumo para la intervención neurorreflejoterápica (NRT), se ha convertido en un referente internacional al demostrase que es eficaz clínicamente en el 80 por ciento de los 1.200 pacientes que al año reciben el tratamiento en Baleares.

El director general de Planificación y Financiación de la conselleria de Salud, Josep Corcoll, se mostró hoy satisfecho, ante los medios de comunicación, por la reciente publicación de un estudio en la principal revista internacional política sanitaria, 'Health Policy', que "refleja el proceso de evaluación e implantación de la intervención NRT en el Servicio de Salud de las islas y los buenos resultados alcanzados", señaló.

Al respecto, recordó que se trata de un tratamiento no farmacológico que está destinado a un perfil de paciente que padece dolor de espalda durante más de 14 días, y que no mejora con el tratamiento habitual. En concreto, consiste en la implantación de un material quirúrgico en la piel (grapas), sin anestesia, permitiendo desbloquear el dolor debido a la estimulación de las fibras nerviosas, detalló Corcoll.

Su aplicación se prolonga alrededor de seis semanas, permitiendo mejorar entre un 300 por ciento y un 800 por ciento los resultados del tratamiento que previamente había recibido el paciente, aminorando el dolor y logrando una eficiencia de los recursos públicos, añadió Corcoll al respecto.

El nuevo tratamiento ha sido impulsado por el Fundación Kovacs, para cuya aplicación la Conselleria destina 700.000 euros anuales que "permiten cubrir la demanda en todo el archipiélago", señaló el director general de Planificación.

Según resaltó Corcoll, la revista considera que "el proceso seguido por las autoridades sanitarias baleares en el caso de la NRT es el modelo que se debería aplicar siempre para implantar cualquier innovación sanitaria en la sanidad pública", especialmente en aquéllas que corresponden a tratamientos no farmacológicos.

La publicación define a la actuación del Govern "como un ejemplo en el ámbito internacional" puesto que, según dijo, "el proceso de aplicación de esta nueva técnica ha cubierto todas las fases establecidas de protocolo y pilotaje, antes de su tratamiento generalizado".