Unas 150 personas exigen en Palma los 200 millones de euros para el Pacto contra las Violencias Machistas

Manifestación
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2018 21:29:23 CET

PALMA DE MALLORCA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Unas 150 personas han exigido en Palma este martes al Gobierno central que dote, así como estaba previsto, con 200 millones de euros el Pacto Estatal contra las Violencias Machistas.

En la manifestación, convocada en Baleares por Moviment Feminista Mallorca bajo el lema 'Compromís = Pressupost', los asistentes han cantado lemas como 'No es un caso aislado, se llama patriarcado', 'Sense la dona no hi ha revolució' o 'Yo sí te creo', en relación a la víctima de 'La Manada'.

Los manifestantes, algunos de ellos con banderas y silbatos, han estado acompañados de una batucada, si bien han asegurado que el acto no pretendía ser "una fiesta", sino una reivindicación.

La protesta ha dado inicio a las 20.00 horas desde la plaza de la Porta Pintada de Palma, y ha recorrido diversas calles del centro de Palma hasta llegar a la Delegación del Gobierno en Baleares donde se ha procedido a la lectura de un manifiesto estatal.

En dicho escrito, aseguran que sin los 200 millones de euros anuales prometidos "no se puede cumplir" con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y aunque, han sostenido, "son insuficientes", servirían "para responder aparte de las 213 medidas del Pacto".

Asimismo, han recordado la sentencia de 'La Mandada' que, según han manifestado, supone "la reafirmación de la violencia institucional que se ejerce contra las mujeres constantemente y que en los últimos tiempos, se ha vuelto más virulenta y cruel".

Por ello, durante la lectura del manifiesto han incidido en que la revisión de la Ley Orgánica 1/2004 de medidas de protección integral contra la violencia de género y la reforma del Código Penal "son necesarias y de carácter urgente".

"No es que no haya dinero, es que sus prioridades son otras", han criticado, tras detallar que el presupuesto de Defensa ha aumentado en 819 millones y que se siguen financiando rescates de bancos y autopistas. "No podemos permitir que nuestros derechos queden en papel bañado", han reivindicado.