El 20% de los baleares más ricos acapara el 33,1% de los ingresos, según Gestha

Actualizado 17/12/2013 22:26:41 CET

Desde el inicio de la crisis, han aumentado un 25% los baleares que han pasado a vivir por debajo del umbral de la pobreza

PALMA DE MALLORCA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 20 por ciento de los contribuyentes baleares más ricos acapara el 33,1 por ciento de todos los ingresos declarados en 2012, según los datos facilitados por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) en su informe 'La desigualdad en crisis: hombre rico, hombre pobre', presentado en el marco de su XIII Congreso Anual celebrado en Granada.

Este dato contrasta con las rentas declaradas por el 80 por ciento restante que, pese a ser un número de contribuyentes cuatro veces superior, acumuló el 67 por ciento de los ingresos, lo que, según Gestha, pone de manifiesto la existencia de un alto nivel de desigualdad social y económica en Baleares.

A esto se suma que el 20 por ciento de los declarantes considerados "más pobres" solo represente el 6 por ciento de los ingresos totales.

En paralelo, el informe apunta que este aumento de la diferencia entre los contribuyentes más ricos y la gran mayoría de los asalariados se ha traducido en una realidad, con un aumento de las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza.

Así, desde que se inició la crisis a finales de 2007, más de 47.800 baleares han pasado a vivir por debajo de este umbral, hasta los 239.000, lo que supone un 25 por ciento más.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, los datos indican que el 20 por ciento de los contribuyentes españoles más ricos acapara el 44 por ciento de todos los ingresos declarados en 2012. El dato contrasta con las rentas declaradas por el 80 por ciento restante, que apenas acumuló el 56 por ciento de los ingresos.

De hecho, según el índice de Gini, que sirve para medir si la riqueza está bien repartida o no -siendo cero el valor más equitativo y 1 el más desigual-, el registro español se sitúa en un 0,32, lo que supone un nivel elevado para un país como España, que teóricamente se encuentra entre los países más desarrollados.

Además, los Técnicos destacan cómo esta brecha se ha abierto más en los últimos años como consecuencia de la crisis, ya que en 2007 el índice de Gini se situaba en el 0,28, aumentando un 10,8 por ciento hasta 2012. En este intervalo, fueron los años 2009 y 2010 los "más dramáticos" al incrementarse en casi dos millones el número de parados y al deteriorarse con mayor intensidad la economía española, que llegó a retroceder un 3,7 por ciento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies