Un 67,2 por ciento de los residentes de Baleares están a favor del trilingüismo, según una encuesta de AFA

Actualizado 03/06/2006 15:13:51 CET

Casi un 90 por ciento de los consultados escogió el inglés como tercera lengua

PALMA DE MALLORCA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un 67,2 por ciento de los residentes de las Illes Balears se mostró a favor de la educación trilingüe, a pesar de que el grado de conocimiento de la iniciativa es bajo, ya que un 65,23 por ciento admitió no conocerlo previamente en la encuesta telefónica realizada en hogares del archipiélago por la Asociación Familiar de Baleares (AFA).

Con esta iniciativa, que fue presentada hoy en una paella reivindicativa celebrada en el Polígono de Son Rossinyol de Palma de Mallorca, la entidad pretende estimular a la Conselleria de Educación y Cultura para que apruebe el Decreto de trilingüismo, que contempla que los alumnos escolares de las islas aprendan castellano, català y una tercera lengua.

Según la encuesta realizada por AFA, un 89,27 por ciento de los entrevistados escogió el inglés como tercera lengua de la enseñanza obligatoria, mientras que sólo en un 6,54 por ciento de los casos la elección recayó sobre el alemán.

Por islas, el mayor apoyo a la iniciativa se registró en Mallorca, con un 68,76 de opiniones favorables, mientras que en Menorca la porporción ascendió al 67,82 por ciento y en las Pitiusas se situó en el 48,15 por ciento. Y, por otro lado, AFA detectó que, en general, el trilingüismo tiene mayor apoyo entre el segmento más joven de la población.

La asociación desveló, además, que el 58,91 por ciento de los padres de las islas consideran que el trilingüismo sería beneficioso para la educación de sus hijos y, el 26,94 por ciento que lo consideran perjudicial o muy perjudicial, se basan en la complicación que supondría para los escolares estudiar al mismo tiempo tres lenguas.

AFA realizó la encuesta entre los días 22 y 30 de mayo de este año a través de una empresa especializada, mediante 811 llamadas a telefónos fijos de residentes de Baleares mayores de 18 años, de ambos sexos, de diferentes edades y de diversos municipios, distinguiendo entre quienes son padres y quienes no lo son.