Abierta la convocatoria de ayudas de 10,6 millones de euros para la mejora de la oferta turística en Mallorca

CAIB
Publicado 11/07/2018 14:29:31CET

PALMA DE MALLORCA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Govern y consellera de Innovación, Investigación y Turismo, Bel Busquets, y el director general de Turismo, Antoni Sansó, han presentado este miércoles la nueva convocatoria de selección de proyectos para la mejora de la oferta turística con la que se ponen 10,6 millones de euros a disposición de los ayuntamientos de Mallorca para realizar inversiones.

Según ha explicado Busquets en rueda de prensa, "se trata de un nuevo impulso a las inversiones de los consistorios en actuaciones para la mejora de las infraestructuras turísticas y para el fomento de la diversificación y la desestacionalización de la oferta turística".

Además, ha recordado que "son fondos provenientes de la industria turística, de la venta de plazas, y que se destinan a mejoras en los municipios de nuestra Isla gracias a la gestión que hace el Govern de este dinero".

Así, ha subrayado que, gracias a las convocatorias de ayudas del Consorcio Bolsa de Alojamientos Turísticos (CBAT), en dos años habrán "favorecido inversiones en Mallorca por valor de más de 33 millones euros", ya que el Consorcio cofinanciará hasta un máximo del 80 por ciento de cada proyecto y los ayuntamientos contribuirán con un mínimo del 20 por ciento de cada proyecto. De esta manera, "el CBAT aportará 10,6 millones de euros para la convocatoria de 2018 y se calcula que las inversiones totales serán de un mínimo de 13 millones de euros".

Por su parte, el director general de Turismo, Antoni Sansó, ha augurado la posibilidad de hacer estas convocatorias "durante muchos años" porque, según ha explicado, la nueva normativa vigente con respecto a la venta de plazas, que establece que todos los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos compren plazas, prevé la posibilidad del pago a plazos "así que la compra de una plaza genere ingresos durante cinco años".

Con esta nueva convocatoria se pretende satisfacer estrategias de política turística de acuerdo con los intereses generales y los principios generales de actuación de las administraciones públicas, de buena gestión de los fondos públicos que garanticen la publicidad, la concurrencia y la igualdad. Por eso, ha dicho Sansó, se mantiene el sistema de puntuación para la selección de los proyectos.

Los criterios de valoración se dividen en dos bloques, de manera que el primero está basado en el estudio del proyecto, de acuerdo con la justificación de la intervención y el carácter del proyecto. Se puntuará especialmente la necesidad, la repercusión y la singularidad, además del fomento del producto turístico, la innovación y investigación, la accesibilidad universal y la sostenibilidad.

En el segundo bloque, la puntuación se adjudicará de manera proporcional a partir de fórmulas matemáticas. Se puntuará la aportación económica extra del ayuntamiento solicitante, la acreditación de un plan de turismo municipal, el porcentaje de empresas de la población adheridas al Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (Sicted), el número de plazas adquiridas, la inversión turística realizada y el número de plazas de vivienda vacacional.

La convocatoria de ayudas ya se ha publicado en el BOIB y, hasta el 20 de agosto, los ayuntamientos podrán presentar proyectos que tengan objetivos como rehabilitar zonas turísticas mediante operaciones de esponjamiento o incentivar la reconversión de establecimientos de alojamiento turístico obsoletos en proyectos sociales, culturales, educativos o lúdicos y deportivos.

También se podrán presentar los que busquen fomentar cualquier actividad que mejore la competitividad, la diversificación y la desestacionalización de la oferta turística de las Islas, desarrollar proyectos para incrementar la calidad de la oferta turística o impulsar proyectos de investigación científica, desarrollo e innovación tecnológica que tengan relación con el ámbito turístico.

Asimismo, serán subvencionables los que tengan el fin de mejorar la calidad de las infraestructuras turísticas, la competitividad de éstas, diversificar y desestacionalizar la oferta o consolidar la posición de liderazgo en materia turística.

Cada ayuntamiento podrá presentar hasta dos proyectos y el importe máximo financiado por el Consorcio será de 500.000 euros por proyecto. El ayuntamiento solicitante asumirá los excesos de los proyectos que superen esta cantidad.