El acusado de degollar a su expareja en julio de 2015 en Palma confiesa los hechos y acepta 12 años de cárcel

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El acusado de degollar a su expareja en julio de 2015 en Palma confiesa los hechos y acepta 12 años de cárcel

Publicado 28/11/2016 13:39:07CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El acusado de acabar con la vida de su expareja, el 31 de julio de 2015 en Palma, tras acceder de forma sorpresiva a la vivienda de la víctima, ha confesado durante el juicio celebrado este lunes por estos hechos que la mató tras asestarle dos puñaladas en la región cervical con un cuchillo de grandes dimensiones después de que la mujer, de 33 años, se negara a mantener relaciones sexuales con él.

El encausado, quien ya reconoció los hechos durante la instrucción de la causa, ha aceptado por tanto una condena de diez años de prisión por un delito de homicidio y otros dos por allanamiento. Además, no podrá acercarse a menos de 500 metros a los padres de la víctima -a quienes ha indemnizado con 100.000 euros- durante once años.

Durante la vista oral, Jaume S.F., en prisión preventiva desde entonces, ha manifestado no saber por qué actuó así y ha asegurado habérselo preguntado "muchas veces".

El acusado ha recordado que se dirigió de madrugada al domicilio de su excompañera sentimental, en el camino de Sant Jordi, porque quería mantener relaciones sexuales con ella. Para evitar ser visto por ella y tras aparcar su vehículo en las proximidades, atravesó varias parcelas hasta encontrarse en la parte trasera de la vivienda, por cuya terraza accedió a sabiendas de que la víctima dejaba las puertas abiertas en verano.

Una vez dentro, el encausado sorprendió a la mujer, quien no le esperaba ni le había dado autorización para entrar, e intentó mantener relaciones con ella mientras ésta le decía que se fuera de su casa. La negativa de la mujer llevó a Jaume S.F. a forcejear con la víctima en el dormitorio durante el cual, con intención de matarla, le produjo con el cuchillo diversas heridas punzantes.

La mujer intentó defenderse de las agresiones hasta que finalmente el acusado le asestó dos puñaladas, la primera de las cuales le produjo la apertura de la laringe y la segunda le seccionó la pared lateral de ésta, lo que le ocasionó una hemorragia masiva y la muerte.

Con anterioridad al señalamiento de la vista oral, el inculpado indemnizó a los padres de la víctima con 100.000 euros para resarcir los daños causados. Al acusado le serán aplicadas la agravante de parentesco y la atenuante de reparación del daño.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies