AENA habilita unas instalaciones para el Servicio Cinológico de la Guardia Civil en el Aeropuerto de Menorca

Actualizado 26/01/2011 20:21:32 CET

MENORCA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

AENA ha cedido y acondicionado un edificio de 360 metros cuadrados para el Servicio Cinológico de la Guardia Civil con el objetivo de que la base de los perros detectores de explosivos y drogas se encuentre lo más cerca posible del aeródromo.

Con motivo de la inauguración de estas instalaciones, la Guardia Civil ha realizado este miércoles una demostración en la que varios perros y sus guías mostraron sus habilidades en la detección de drogas y explosivos.

El director del Aeropuerto, Tomás Melgar, ha explicado que se han habilitado seis perreras individuales así como un patio común y una zona destinada a oficinas, lo que ha supuesto un coste de 40.000 euros. "Estas eran las antiguas instalaciones de los señaleros del Aeropuerto y desde que éstos fueron trasladados no tenían ningún uso", ha remarcado.

Por su parte, el teniente de la Guardia Civil José Julio Martín ha reconocido que el anterior emplazamiento de los perros, ubicado en el cuartel de la Guardia Civil de Maó, se encontraba en una situación "precaria".

Por ello, se planteó a AENA la posibilidad de trasladar la base al Aeropuerto de Menorca, donde los animales cuentan ahora con unas instalaciones óptimas para el desarrollo de su actividad.

No obstante, Martín ha remarcado que aunque el Servicio Cinológico tenga su base el aeródromo menorquín, su actuación no se limita al Aeropuerto sino que se extiende a los diferentes puntos estratégicos de la Isla.

Asimismo, ha destacado que la Guardia Civil de Menorca tan sólo dispone de perros detectores de explosivos y drogas y, en el caso de que fuera necesario, se trasladarían desde Mallorca canes especializados en búsqueda de cadáveres, detectores de dinero y detectores de iniciadores de incendios y de cebos envenenados.

"El grado de fiabilidad de estos perros es del 99,9 por ciento", ha subrayado. El teniente ha apuntado que la Guardia Civil "se adapta día a día a los nuevos métodos de delincuencia" por lo que el Servicio Cinológico se va especializando continuamente en nuevas modalidades para ofrecer un mejor servicio.

El guía de perros detectores de explosivos Francisco Galán, ha remarcado que en Menorca hay entre tres y seis perros especializados en detección de drogas y explosivos. "Generalmente son perros machos y se busca que tengan el instinto de caza muy desarrollado", ha indicado Galán, quien ha añadido que los perros pastores son normalmente los más aptos para realizar este tipo de tareas.

El periodo de entrenamiento, que se lleva a cabo en una escuela ubicada en El Pardo (Madrid), se inicia cuando los animales tienen alrededor de un año tras hacerles diversas pruebas de evaluación para determinar sus aptitudes físicas y psíquicas.

La duración del adiestramiento suele ser de unos seis o siete meses y se basa en la asociación de olores. "El perro sabe que si encuentra ese olor va recibir su premio que consiste en que el guía juegue un rato con él", ha señalado.

Con el objetivo de que los perros no pierdan sus habilidades, se realizan semanalmente servicios preventivos. En este sentido, Galán ha apostillado que cada guía se encarga de un perro en concreto durante toda la vida profesional del animal, que abarca unos nueve o diez años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies